Noticias

07/11/2019 09:52:40

La banca se hace la competencia a sí misma y se suma al pago online de Bizum

Bizum ha dejado de ser solamente un servicio de pago entre particulares. La compañía, que ya ha cumplido tres años en funcionamiento, ha decidido entrar en el mundo de los medios de pago para comercio electrónico y ya ha conseguido que se sume al proyecto más de una decena de entidades financieras, que se juegan que, en un futuro, este nuevo competidor les pueda restar parte de sus ingresos por el uso de tarjetas bancarias en el e-commerce.


La compañía ha lanzado un servicio por el cual los clientes particulares podrán pagar sus compras en comercios electrónicos a través de Bizum identificándose únicamente con el número de teléfono y una clave única que el cliente podrá obtener a través de la aplicación móvil de su banco. Este sistema nace ya adaptado a la nueva normativa europea de pagos, la PSD2, dado que incluye una autenticación reforzada: una clave y una validación por parte del banco.

Las operaciones no tendrán un importe máximo más allá del fijado legalmente, 15.000 euros, aunque cada banco es libre de establecer límites adicionales por seguridad, como ocurre con las tarjetas bancarias.

Aunque las aspiraciones de Bizum no pasan por copar, al menos de momento, una gran parte del mercado de pagos en comercio online, lo cierto es que esta plataforma se convierte en un nuevo competidor de las tarjetas de crédito en el ámbito del comercio electrónico, que ya lidian con soluciones como PayPal.

La compañía, que tiene como accionistas a 26 bancos, aspira a alcanzar los 10 millones de transacciones en 2020 a través de este nuevo servicio, lo cual representa una cifra baja (en torno al 1,5%) teniendo en cuenta que el año pasado tuvieron lugar 690 millones de transacciones en comercio online, según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Dado que el importe medio de un pago por e-commerce es de 60 euros, el objetivo estaría en mover unos 60 millones de euros.

Por el momento, el propio Bizum y sus bancos accionistas trabajan con unos cien comercios electrónicos, entre los que se encuentran Iberdrola, Yelmo Cines, Decathlon o Destinia y, próximamente, Alsa, si bien la compañía quiere llegar a 300 este año y 5.000 el próximo. Ángel Nigorra, director general de Bizum, explicaba el miércoles que están abiertos a captar grandes comercios como El Corte Inglés o Amazon, pero por el momento no han llegado a ningún acuerdo.

En esa carrera por quién se lleva el mayor número de transacciones, Bizum competirá con el pago con tarjeta de los bancos y con plataformas como PayPal. “El usuario ahora va a tener diferentes opciones. Tendrá que elegir y en esa preferencia el hecho de pagar de cuenta a cuenta solo con el teléfono es el gran valor de Bizum”, añadía Nigorra.

COMERCIO FÍSICO

Pero la competencia de Bizum con la propia banca no termina ahí. Una vez esté consolidado el pago en comercios electrónicos, la compañía se planteará si pasar a los medios de pago en las ventas presenciales, en cuyo caso competirá con la tradicional forma de pago a través de TPV y con los sistemas de pago de Apple y Android. De acuerdo con Nigorra, aún no han estudiado la opción, pero si se presenta algún proyecto a lo largo de 2020 lo harán.

Por el momento, se han sumado a esta nueva forma de pagar en los comercios online entidades como CaixaBank, Santander, BBVA, Sabadell, Bankia, KutxaBank, Caja Rural, Unicaja Banco, Abanca, EVO, Caja de Ingenieros o Caja Sur y próximamente lo harán también Ibercaja, Cajamar, Bankinter y Bankoa.

Ya se han sumado
bancos como CaixaBank, Santander, BBVA,
Sabadell, Bankia o EVO

Sin embargo, hay algunos bancos que tienen acuerdos con Bizum para el pago entre particulares, pero no se han sumado a esta nueva forma de pago online, en algunos casos debido a que no ofrecen servicios a empresas.

Se trata de Liberbank, Laboral Kutxa, Banco Mediolanum, Cajalmendralejo, Deutsche Bank, Imagin Bank y Openbank. En todo caso, Nigorra adelantaba que cuatro o cinco bancos más se sumarán al servicio previsiblemente a principios de 2020.

Mientras tanto, la compañía seguirá ofreciendo el servicio con el que ha logrado acuñar la expresión hacer un Bizum, el pago entre particulares, que ha permitido “reducir la morosidad entre amigos”, como explicaba entre risas Nigorra. La intención de la firma es duplicar sus usuarios al cierre de 2020, hasta alcanzar los 12 millones, llegar a las 180 millones de transacciones y a los 9.000 millones de euros transferidos. No es poco ambicioso el objetivo: el 80% de las operaciones entre particulares están por debajo de los 50 euros.