Logo Bolsamania

Noticias

27/07/2022 22:55:31

Sólidas ganancias en Wall Street tras la decisión de subida de tipos de la Fed

Wall Street ha finalizado la sesión del miércoles con sólidas ganancias y con el Nasdaq liderando las subidas, (Dow Jones: +1,37%; S&P 500: +2,62%; Nasdaq: +4,06%), tras las pérdidas de este martes, un descenso motivado por el ‘profit warning de Walmart que arrastró al mercado.


El foco de los inversores ha estado puesto en la decisión que ha tomado la Reserva Federal (Fed) sobre una nueva subida de tipos de interés, aunque también han estado pendientes de los resultados de Meta.

TODOS PENDIENTES DE LA FED

La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) ha cumplido las previsiones del consenso y ha subido los tipos de interés en 75 puntos básicos, hasta un rango objetivo de entre el 2,25% y el 2,5%, por segunda vez consecutiva, y con el objetivo de combatir la inflación.

El organismo ha señalado en su comunicado que "la creación de puestos de trabajo ha sido sólida en los últimos meses y la tasa de desempleo se ha mantenido baja". No obstante, la inflación sigue siendo elevada, "lo que refleja los desequilibrios de la oferta y la demanda relacionados con la pandemia, el aumento de los precios de los alimentos y la energía".

"La guerra de Rusia contra Ucrania está causando tremendas dificultades humanas y económicas. La guerra y los eventos relacionados están creando una presión alcista adicional sobre la inflación y están pesando sobre la actividad económica mundial. El Comité está muy atento a los riesgos de inflación", ha explicado la Fed en su nota de prensa.

La Reserva Federal está comprometida con devolver la inflación a su objetivo del 2%. En este sentido ha señalado que "los aumentos continuos en el rango objetivo serán apropiados".

¿SE FRENA LA PRIMERA ECONOMÍA DEL MUNDO?

“Los últimos datos económicos parecen sugerir que la economía estadounidense se está desacelerando de una manera que la Reserva Federal probablemente acoja con agrado, pero se cuidará de presionar demasiado”, indica Michael Hewson, analista jefe de CMC Markets UK.

Datos como la caída de la confianza del consumidor estadounidense, que ha descendido por tercer mes consecutivo en julio y cuyo índice se sitúa en los 95,7 puntos desde los 98,4 registrados en junio. Según ha informado la Conference Board, esto es “una señal de que el crecimiento se ha desacelerado en el tercer trimestre”.

“A medida que la Reserva Federal aumenta las tasas de interés para controlar la inflación, las intenciones de compra de automóviles, viviendas y electrodomésticos importantes se redujeron aún más en julio”, han añadido. “De cara al futuro, es probable que la inflación y los aumentos adicionales de las tasas continúen presentando fuertes obstáculos para el gasto del consumidor y el crecimiento económico durante los próximos seis meses”, concluyeron desde el organismo.

“El consumo privado tiene un peso muy elevado en las economías desarrolladas -representa cerca de dos terceras parte del PIB estadounidense-, por lo que la ralentización de su crecimiento o su contracción frenarán el crecimiento económico en su conjunto sin ninguna duda”, señala Fernández-Figares. “De hecho, y como ya advirtió el lunes Walmart cuando revisó a la baja sus expectativas de resultados, los consumidores estadounidenses ya están comenzando a modificar sus hábitos de consumo”, agrega.

Y es que el principal objetivo de los bancos no es otro que bajar la inflación, pero el problema es que su actuación se centra en la demanda y no en la oferta. “El problema al que se enfrentan es que parte de la misma es consecuencia de las limitaciones de la oferta, algo sobre lo que estas instituciones no pueden actuar directamente con su política monetaria… Sí lo podrían hacer los gobiernos flexibilizando la regulación, por ejemplo, en el sector energético, o con incentivos fiscales”, apunta Fernández-Figares.

Por ello, la “destrucción” de la demanda “aparece como la única solución, lo que podría terminar provocando la recesión que tanto temen los inversores, temor que viene meses condicionando sus decisiones en los distintos mercados financieros”.

Asimismo, otros expertos creen que también se puede argumentar que la deflación en los productos no esenciales, como la que se ha visto tras el ‘profit warning’ de Walmart, es exactamente lo que quiere el banco central y sólo lo impulsará a seguir subiendo con fuerza los tipos de interés.

Por otra parte, otros analistas señalan que no se debe perder de vista el endurecimiento cuantitativo, ya que “sigue siendo un peligro claro y presente para los mercados”. “La última incursión de la Fed en el endurecimiento cuantitativo en 2018 perturbó enormemente los mercados y esta incursión actual es de una magnitud mucho mayor”, sentencia Danielle DiMartino Booth, estratega jefe de Quill Intelligence.

RESULTADOS: TURNO DE META

Tras los decepcionantes resultados de Alphabet (Google) y Microsoft, que recalcan el carácter irregular de la actual temporada de resultados en Estados Unidos, en el que las tecnológicas están saliendo particularmente mal paradas, este miércoles ha sido el turno de Meta, que también ha decepcionado con su informe de ganancias.

La matriz de Facebook ha comunicado un beneficio neto de 6.687 millones de dólares, un 36% menos que lo registrado en el mismo periodo de 2021 (10.394 millones de dólares).

Los ingresos se han situado en 28.820 millones de dólares, una cifra ligeramente inferior a los 28.940 millones esperados, según Refinitiv. Con respecto al segundo trimestre de 2021, el dato ha descendido un 1% (29.077 millones de dólares).

El beneficio por acción también ha sido inferior a los pronosticado, 2,46 dólares por acción frente a 2,59 dólares por acción esperados, y muy por debajo de los 3,61 dólares por acción del mismo periodo de 2021, lo que supone una pérdida del 32%.

Esta jornada hemos conocido otros importantes resultados como los del fabricante de aviones Boeing, que ha perdido 1.000 millones de dólares en el último semestre.

ECONOMÍA Y OTROS MERCADOS

En el plano económico, en EEUU se han publicado este miércoles las cifras de bienes duraderos y las ventas de viviendas existentes. En cuanto al primer indicador, se ha situado en el 1,9% en junio respecto al 0,8% de mayo (revisado al alza desde 0,7%) y por encima de las expectativas del mercado, que estimaban una caída hasta el -0,4%. En cuanto a las ventas de viviendas existentes, el dato se ha hundido hasta el -8,6%, muy por debajo del 0,4% de mayo y de la expectativa del mercado, que cifraba la caída en el -1,5%.

En otros mercados, ha repuntado el petróleo. El West Texas ha avanzado un 3,4% hasta los 98,2 dólares y el Brent, ha subido un 3,11%, intercambiándose por 107,65 dólares.

El euro ha ganado terreno frente al ‘billete verde’ (+0,83%) y se sitúa en el nivel de los 1,02 dólares. El oro, por su parte, ha avanzado un 0,8% hasta 1.732 dólares y el rendimiento del bono estadounidense a 10 años ha caído hasta el 2,787%.

Por último, el bitcoin ha cogido aire y ha repuntado un 1,8% hasta los 22.756 dólares.