Logo Bolsamania

Noticias

08/01/2020 08:50:16

S&P anticipa tensiones entre el nuevo Gobierno y la UE por los presupuestos

S&P Global Ratings se une a la lista de entidades internacionales que muestran cierto recelo sobre el nuevo Gobierno español formado por el PSOE y Unidas Podemos. "Es probable que el primer gobierno de coalición de España sea puesto a prueba desde el principio", afirman desde una de las principales agencias de calificación crediticia a nivel mundial.


S&P ha señalado en primer lugar que la "formación del nuevo gobierno en España no debería tener un efecto inmediato en su calificación crediticia", que actualmente se encuentra en A, con perspectiva Estable. "El nuevo gobierno aún no ha aclarado su enfoque sobre la política económica y fiscal, pero no anticipamos cambios importantes", explican en primer lugar.

Inicialmente, esperan que el ejecutivo presidido por Pedro Sánchez se centre en aprobar un presupuesto para 2020. Y es ahí donde pueden surgir los primeros problemas, advierten desde S&P. "Esto puede resultar difícil, ya que la Comisión Europea ha exigido que España limite los aumentos planificados en el gasto primario y se comprometa a una mayor reducción estructural en su déficit presupuestario", explican. Pero "mientras tanto", añaden, "todos los miembros de la coalición están a favor de aumentar el gasto social, así como los ingresos fiscales".

Bolsamanía ya publicó a principios de año que el cambio de la Constitución que opera a partir del enero impedirá al Gobierno cumplir su programa porque la Carta Magna recoge desde ahora que es obligatorio respetar los objetivos de déficit de Bruselas.

DUDAS SOBRE LAS REFORMAS ESTRUCTURALES

Otra de las principales dudas que genera el Gobierno de PSOE y Podemos es su capacidad para aplicar las reformas estructurales que España necesita a medio y largo plazo. "La fragilidad del mandato del nuevo gobierno suscita dudas sobre el ritmo de las futuras reformas de políticas, incluidas las destinadas a mejorar el mercado laboral o reducir el déficit presupuestario", avisan.

En su opinión, "abordar los desafíos económicos existentes en España requiere un enfoque político resuelto". Sin embargo, remarcan que "los retrasos podrían pesar sobre el desempeño económico a medio y largo plazo". Por ello, anticipan que "los esfuerzos para reducir el déficit presupuestario puedan tambalearse en los próximos años, especialmente si la coalición gubernamental no puede abordar la brecha financiera del sistema de Seguridad Social, que es la fuente de la mitad del déficit".

En lo que no ofrece dudas el nuevo Gobierno es en su tendencia europeísta. "A pesar de la incertidumbre política, observamos que los principales partidos políticos apoyan la adhesión a los marcos económico y presupuestario de la eurozona". Por ello, no esperan "una reversión de las reformas pasadas". En cualquier caso, también advierten que "si se produjera una reversión, probablemente pesaría sobre las perspectivas económicas y la solvencia de España". Es decir, lo más probable es que rebajaran su rating.

Por último, sobre las tensiones con Cataluña, prevén que "la plataforma independentista del gobierno regional catalán siga siendo un punto de fricción en la política nacional". Aunque por otra parte dicen que "hasta ahora, las tensiones políticas no han afectado el desempeño económico de España".

Su previsión es que España registre un crecimiento económico para 2020 de aproximadamente el 1,7%, por debajo del 2,0% estimado en 2019, "pero considerablemente más alto" que el crecimiento del 1% esperado para la eurozona este año. Como otros factores positivos, S&P considera que "en los últimos 10 años, los hogares y las empresas han reparado sus balances, mientras que las exportaciones han aumentado mucho más rápido que el ritmo del PIB subyacente".