Logo Bolsamania

Noticias

10/05/2022 10:35:50

La resaca de la Fed provoca que las big tech pierdan 1 billón de dólares en valoración

La Reserva Federal (Fed) ha provocado uno de los mayores desplomes de los últimos tiempos en el Nasdaq, que ha encadenado varias jornadas en rojo con caídas que han rozado el 5% en algunas sesiones. Después de que el banco central aprobara la subida de tipos en medio punto porcentual y asumiera que hay encima de la mesa otras similares para próximas reuniones, la renta variable se disparó el miércoles de la semana pasada, pero desde entonces no levanta cabeza y las acciones tecnológicas lideran las pérdidas.


El conjunto de las conocidas como big tech, los títulos de mayor capitalización del sector tecnológico, se han dejado en tres días más de un billón de dólares de capitalización bursátil en conjunto, mientras la rentabilidad del bono americano a 10 años se ha situado por encima del 3%. Cabe recordar que existe una relación entre la subida de los bonos y la caída de la tecnología.

Por compañías, Apple es la que más se ha dejado en estos tres días, 220.000 millones, seguida de Tesla, que ha perdido 199.000 millones; Microsoft, con 189.000 millones; Amazon, 173.000 millones de dólares; Alphabet que ha recortado su valoración en 123.000 millones; Nvidia, cuya capitalización se ha rebajado en 85.000 millones; y Meta (matriz de Facebook), que ha perdido 70.000 millones. En conjunto, los números rojos alcanzan los 1,06 billones de dólares.

En esta situación, cabe destacar que algunas acciones de estas compañías han tocado mínimos anuales en las últimas sesiones. Es el caso de Amazon, que este lunes llegó a los 2.175,78 dólares de cotización. Otra de las compañías tecnológicas que más perjudicada se está viendo estos días es Netflix, que cayó hasta los 173,10 dólares, un suelo no visto en las últimas 52 semanas.

Bajo este contexto de caídas generalizadas, los tres principales índices de Wall Street han roto sus mínimos este lunes, alcanzando cotas no vistas desde hace un año.

Todo ello después del cambio de postura de la Fed, que aunque confirmó que no tiene encima de la mesa subidas de tipos de 75 puntos básicos, sí anticipó que podría incrementar en otro medio punto porcentual los tipos en futuras reuniones. Esto, en un principio, se recibió de buena gana en el mercado, con importantes repuntes. Sin embargo, desde el jueves todo se giró a la baja.