Logo Bolsamania

Noticias

03/06/2021 06:00:00

La reactivación del turismo sepultará el pago en efectivo e impulsará la tarjeta de crédito

La demanda de pago con tarjeta de crédito aumentará con la reactivación del turismo internacional y la vuelta de los viajeros en la era post-covid, algo que hundirá más aún el uso del dinero en efectivo. El gasto de los consumidores españoles se incrementará una vez haya recibido la vacuna del Covid-19 la mayoría de la población, de la misma manera que ocurrirá con los ciudadanos extranjeros que nos visiten este verano.


"El auge del pago con tarjeta propiciado por la pandemia se extiende también a los viajeros internacionales, por lo que la reactivación del turismo mundial va a incrementar la demanda del servicio de conversión dinámica de divisa (DCC)". Es lo que apuntan desde UniversalPay. La firma de soluciones de pago asegura en un estudio que, de hecho, el 21,5% de los comercios valoran este servicio como uno de los más interesantes a incluir en el TPV de cara a la próxima apertura al turismo internacional.

En la actualidad, alrededor del 25% de los comercios físicos y el 13% de las tiendas virtuales ya cuenta con un servicio de conversión dinámica de divisa. De los negocios que aún no lo tienen, el 20% estaría valorando introducirlo en su TPV. "De esta forma, podrían tramitar transacciones con tarjeta internacional, facilitando al cliente pagar en su divisa de origen y garantizando el proceso de pago en diferentes monedas sin gestiones adicionales, tanto para el comercio como para el consumidor", explican.

En estos meses de pandemia, la nueva situación de crisis ha acelerado la digitalización de los comercios y la consolidación de los pagos electrónicos en los establecimientos físicos. Todo ello se ha visto favorecido por las recomendaciones sanitarias y por la implementación de una tecnología más segura, más rápida y más intuitiva.

Como se desprende del estudio sobre el futuro de los medios de pago, la tarjeta es la forma favorita para efectuar compras habituales para casi el 75% de los compradores. De ellos, un 64% ha aumentado su uso con la pandemia y para el 86,4% es la forma más segura de realizar transacciones. Además, según el 80% de compradores y comercios, el dinero en metálico está condenado a desaparecer.

Por su parte, las transacciones con tarjetas sin contacto han experimentado un fuerte impulso, con más de un 30% de aceptación. De los compradores que prefieren el contactless, el 47,6% ha aumentado su uso con motivo de la crisis. Ante el crecimiento y la consolidación del pago con tarjeta y del contactless, prácticamente la totalidad de las pymes aceptan el pago con plástico y más del 80% de ellas permiten ya el pago sin contacto, un servicio que además es el más valorado en los TPV por los negocios, seguido muy de cerca del pago móvil.

Precisamente, el mobile payment es uno de los métodos que más ha crecido con la pandemia y que está llamado a ser el más popular en el corto y en el medio plazo. En concreto, se ha incrementado más de cuatro puntos en un año: hasta el 21% de los compradores encuestados hacen uso del pago móvil en tienda, un método con una percepción de seguridad del 57,8%. De ellos, el 41% de los compradores usa el wallet de su banco, seguido de Apple Pay, Google Pay y Samsung Pay.