Logo Bolsamania

Noticias

23/09/2022 06:00:00

"Se avecina un otoño tormentoso para el petróleo con más caídas de precios"

El petróleo Brent se mantiene en el entorno de los 90 dólares el barril, presionado por el endurecimiento de tipos de los bancos centrales, que hacen presagiar una recesión que puede impactar negativamente en la demanda, mientras que, por el otro lado, la intensificación de la guerra en Ucrania y los problemas con Rusia anticipan un tensionamiento de la oferta.


"Este miércoles asistimos a subidas provocadas por los vientos favorables que supusieron el anuncio de Rusia de movilizar tropas. Más tarde, llegaron los vientos en contra creados por la subida de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos", explican desde Julius Baer.

Para Norbert Rücker, jefe de economía e investigación de Next Generation de Julius Baer, el otoño se presenta complicado para el petróleo, con diversos acontecimiento que presionarán los precios a la baja. "El próximo embargo europeo y la movilización de tropas por parte de Rusia sugieren que se avecina un otoño más tormentoso, con algunas posibles fricciones de suministro y un elevado ruido geopolítico", comenta. "En este contexto, vemos más bajadas en los precios a largo plazo, sobre todo por el estancamiento duradero de China", advierte.

Las últimas estadísticas sobre el mercado del petróleo en Estados Unidos confirman en gran medida una creciente relajación de las condiciones. El almacenamiento de petróleo sigue aumentando y se acerca a los niveles normales, ayudado por el estancamiento de la demanda, el incremento de la producción y las liberaciones del almacenamiento estratégico. No obstante, los suministros de gasolina y gasóleo siguen siendo más escasos que los de los aceites más ligeros utilizados en los procesos químicos.

"Justo cuando el trascendental desvío de la cadena de suministro de petróleo provocado por la guerra de Ucrania se estabilizaba, el próximo embargo petrolero europeo contra Rusia hacia finales de año sugiere que habrá más fricciones", insiste Norbert Rücker. "Seguimos creyendo que es poco probable que el embargo provoque una gran pérdida de suministro, pero genera incertidumbre, mayores costes de transporte y más petróleo atascado en el tránsito. Esta perspectiva explica en parte nuestra opinión neutral" sobre el crudo, afirma.

Menos notorio, pero probablemente algo impactante, es que China ha aumentado sus cuotas de exportación de productos petrolíferos. Julius Baer explica que esto permite a las refinerías nacionales elevar sus operaciones y aumentar la rentabilidad teniendo en cuenta el estancamiento de la demanda interna, y debería mejorar la disponibilidad de productos petrolíferos a nivel mundial, contribuyendo en general a la normalización de las condiciones del mercado.

MOVILIZACIÓN DE LAS TROPAS

La movilización de las tropas rusas anunciada esta semana se suma al ruido geopolítico en el futuro. Los efectos del reciente acontecimiento siguen siendo "muy inciertos", reconoce Rücker,

"Fundamentalmente, el suministro energético ruso no debería verse afectado. Los flujos de gas hacia Europa ya se han reducido en gran medida, y es poco probable que los flujos de petróleo y carbón hacia Asia se reduzcan voluntariamente", comenta.

Dicho esto, también advierte de que la preparación de las tropas llevará tiempo, según los expertos. "La percepción de la guerra está cambiando un poco en la sociedad rusa, y el giro de estrategia confirma las deficiencias militares de Rusia, lo que en general podría llevar a un comportamiento más errático del régimen en el futuro", augura.