Logo Bolsamania

Noticias

08/06/2022 13:59:51

La OCDE hunde al 4,1% su previsión de PIB de España y ve la inflación disparada en el 8,1%

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha presentado este miércoles su informe de Perspectivas Económicas revisado para tener en cuenta el impacto de la guerra de Ucrania. En él, rebaja sus estimaciones sobre la economía mundial, y España se lleva un duro golpe: ha hundido en 1,4 puntos su estimación de PIB para este año, hasta el 4,1%, y cree que la inflación seguirá disparada en el 8,1%.


El recorte en la previsión de crecimiento de España es notable, ya que anteriormente (en diciembre) la OCDE esperaba que el PIB avanzase un 5,5% este año. Y también ha cambiado su estimación para 2023, año en el que cree que la economía española crecerá un 2,2%, frente al 3,8% anterior.

En lo que respecta a la inflación de España, ahora la OCDE espera que se sitúe de media en el 8,1% en el conjunto de 2022, muy por encima del 3,2% estimado en diciembre. Para el año que viene espera que los precios se relajen hasta el 4,8%, aunque esta cifra también está por encima del 1,5% previsto hace ahora seis meses.

No obstante, respecto a la estimación de paro se ha producido una mejora para este año. En diciembre la OCDE proyectaba que la tasa de desempleo sería del 14,2% en 2022 y del 13,6% en 2023, y ahora cree que será algo mejor este año, concretamente del 13,6%, aunque augura un leve repunte hasta el 13,9% para el próximo ejercicio.

Sobre el déficit presupuestario, la OCDE estima que será del 5% en 2022, cuatro décimas menos que lo previsto en diciembre, y que para 2023 se reducirá al 4,2%, el mismo ratio que el pronosticado hace medio año.

"La guerra en Ucrania está afectado a la economía española a través de mayores precios de la energía, interrupciones en las cadenas de producción y una mayor incertidumbre, ya que el comercio directo y las exposiciones financieras a Rusia y Ucrania son limitadas", ha dicho la organización que preside Mathias Cormann.

ESPAÑA, MEJOR QUE OTRAS ECONOMÍAS DE EUROPA

Precisamente la OCDE destaca en su informe que, debido a la menor exposición de España a Rusia, el recorte en las previsiones de nuestra economía ha sido menor que el que han sufrido el resto de grandes economías del euro. Y es que la organización ha recortado sus perspectivas para Alemania en 2,2 puntos, y cree que el crecimiento del PIB se quedará en el 1,9% en 2022.

En lo que respecta a Francia, la OCDE cree ahora que crecerá un 2,4% (1,8 puntos menos), mientras que para Italia ha recortado sus proyecciones sobre la economía hasta el 2,5% (2,1 puntos menos). Respecto al PIB de la zona euro, augura un crecimiento del 2,6% este año, 1,7 puntos menos que en diciembre.

Y también ha reducido sus proyecciones sobre la economía mundial. La entidad con sede en París estima que el PIB mundial crecerá un 3% este año, 1,5 puntos menos que lo estimado en diciembre (4,5%). Pero, además, supone una reducción de cuatro décimas frente a las previsiones de marzo, cuando cuantificó de forma preliminar que el impacto de la guerra implicaría un crecimiento del 3,4%. Sobre EEUU, cree que experimentará en 2022 una expansión del 2,5%, frente al 3,7% proyectado en diciembre.

Asimismo, las perspectivas para el conjunto de los países que forman parte de la OCDE también han empeorado. Ahora el organismo cree que el PIB conjunto de sus miembros crecerá un 2,7% este año, dos décimas menos que las previsiones de marzo y 1,3 puntos por debajo del crecimiento del 3,9% pronosticado en diciembre.

La OCDE también ha alertado de que, pese a que los riesgos ya están alineados a la baja, "el precio de la guerra podría ser todavía más elevado", y es que el conflicto armado en el este de Europa está alterando las distribución de alimentos y energía, lo que eleva la inflación de forma generalizada a bienes y servicios y amenaza a los países de bajos ingresos.

"La magnitud de cuánto más bajo será el crecimiento y cuánto más alta la inflación dependerá de cómo evolucione la guerra, pero está claro que los pobres serán golpeados más duramente. El precio de esta guerra es alto y debe ser compartido", ha subrayado la economista jefa de la OCDE, Laurence Boone.

Sin embargo, pese al golpe económico esperado las perspectivas de empleo para el conjunto de la OCDE han mejorado. En diciembre, el organismo pronosticaba que la tasa de desempleo del conjunto de sus Estados miembros cerraría 2022 situada en el 5,5% y pasaría a ser del 5,2% en 2023. Ahora cree que este año cerrará en el 5,2%, aunque repuntará al 5,3% en 2023.

Por último, con la inflación también ha habido cambios. Para el conjunto de países de la OCDE se disparará hasta una media del 8,5% este año, y se ralentizará al 6% en 2023. En diciembre, el ente estimaba un alza de precios del 4,2% en 2022 y del 3% el año que viene.