Logo Bolsamania

Noticias

25/11/2021 09:12:35

La India se une a China en la cruzada contra el bitcoin: implicaciones para las criptos

Casi sin pena ni gloria para el mercado de los criptoactivos. Así se ha encajado entre los inversores en monedas digitales la decisión del gobierno de la India de prohibir todas las criptomonedas, en un movimiento que une a la tercera potencia de Asia a China, donde las autoridades han dado un paso tras otro para erradicar el bitcoin y las ‘altcoins del país. Al igual que el gigante asiático, el gobierno de Narendra Modi tiene a intención de vetar la compraventa y transacciones de estos activos, mientras despliega una moneda digital pública y se coloca a las antípodas de El Salvador, único país del mundo donde la creación de Satoshi Nakamoto tiene status legal.


Además de China y la India, Argelia, Bolivia, Egipto, Marruecos y Nepal han barrado el paso a las monedas criptográficas y a la criptominería, con legislaciones que ahogan este floreciente sector. Paralelamente, el banco central de la India anunció en junio que está trabajando para introducir su propia moneda digital a finales de año, por lo que sigue los mismos pasos que China, que planea lanzar el e-yuan en 2022 después de varias pruebas piloto.

Se calcula que entre 15 y 100 millones de personas en la tercera economía de Asia poseen criptodivisas, con tenencias totales de miles de millones de dólares. Y estas inversiones afrontan un futuro incierto, pese a que los escépticos mantienen sus reservas sobre que realmente se pueda evitar la tenencia de un producto completamente descentralizado. “Es posible que se cuestione cómo puede el gobierno evitar el comercio de criptodivisas en ordenadores privados a través de intercambios internacionales, pero una prohibición impediría al menos las actividades de publicidad y marketing, lo que debería limitar la actividad”, comenta Laith Khalaf, analista de AJ Bell.

El proyecto de ley, que se presentará en la nueva sesión legislativa, permitirá algunas excepciones y se prevé que ciertas criptomonedas queden exentas del ataque del gobierno indio. Este punto busca promover la tecnología de las criptodivisas, según el boletín de próximos asuntos del parlamento, pero no se han dado más detalles sobre la legislación propuesta.

En cuanto al destino del ecosistema criptográfico del país, se cree que "obviamente, habrá un cierre de la industria", declara Kashif Raza, fundador de la plataforma de criptoeducación Bitinning. "La industria morirá de forma natural. El capital intelectual se alejará, los inversores sufrirán pérdidas”, ha señalado en declaraciones a ‘AFP’.

En cuanto a las repercusiones en el criptoespacio, “el plan de la India para prohibir las criptodivisas no ha causado el mismo daño en el precio del bitcoin que la represión del verano en China, pero, sin embargo, marca otro obstáculo en el avance de las criptodivisas como fuerza económica en el mundo real”, valora Khalaf.

"Los gobiernos de todo el mundo tienen dos preocupaciones principales en torno al auge de las criptodivisas, a saber, que facilitan el blanqueo de dinero por parte de los delincuentes y, en segundo lugar, que podrían tener implicaciones desagradables para los consumidores si la burbuja de precios acaba por estallar”, prosigue el analista de AJ Bell. “Parece inevitable que las criptomonedas sigan encontrando una mayor regulación o prohibición en más jurisdicciones de todo el mundo, y los planes de El Salvador de construir una ciudad con forma de bitcoin no van a invertir esa tendencia”, añade.

Los reguladores también pueden tener una tercera preocupación en torno a la proliferación de criptomonedas del mercado privado, “que en última instancia podrían usurpar el poder de los bancos centrales”, comenta. “Lo más probable es que se trate de las emitidas en forma de stablecoins, vinculadas a una moneda nacional existente, en lugar de algo como el bitcoin, cuya volatilidad lo hace inadecuado como depósito de valor o medio de cambio”. “Tal vez por eso, junto con el plan de prohibir las criptoactivos privados, la India anunció que lanzará su propia moneda digital”, aventura este experto.

El Banco de Inglaterra, la Fed o el BCE están estudiando la posibilidad de emitir sus monedas digitales. Estos activos “podrían aportar beneficios a los consumidores en términos de velocidad de las transacciones y tarifas, pero los bancos centrales que sigan este camino tendrán que actuar con mucho cuidado, para no desestabilizar el ecosistema financiero existente”, concluye el analista.