Logo Bolsamania

Noticias

05/01/2022 12:10:47

Garzón tacha de "bulo" sus críticas a la carne española en The Guardian

Vuelve la polémica sobre el ministro de Consumo, Alberto Garzón, y el sector cárnico español. Éste habría afirmado, en una entrevista publicada en The Guardian el pasado 26 de diciembre, que la carne que exporta España es de mala calidad y de animales maltratados.


Sin embargo, Alberto Garzón asegura que, “por motivos de espacio”, el periodista del diario británico tuvo que excluir información de su entrevista, y ha insistido en que “el bulo” sobre sus declaraciones en las que supuestamente pone en tela de juicio la carne que se exporta desde España ha sido impulsado por el “lobby de ciertas grandes empresas que promueven macrogranjas contaminantes”.

Así lo explicó este martes a través de dos mensajes en su perfil de Twitter que acompañó de la transcripción completa de lo que dijo en la entrevista.

El ministro afirmó al diario que estas grandes empresa "encuentran un pueblo en una parte despoblada de España y ponen 4.000, 5.000 ó 10.000 animales. Contaminan el suelo, contaminan el agua y luego exportan esa carne de mala calidad de esos animales maltratados".

Garzón se apoya en un informe publicado recientemente por activistas medioambientales en el que señalan que 20 empresas cárnicas mundiales emiten más gases de efecto invernadero que Alemania, Francia o Gran Bretaña, sin conocer realmente si también se trata de empresas españolas.

En la misma entrevista, Garzón se refiere a las críticas recibidas en verano, cuando inició su lucha contra el sector cárnico, afirmando que la mayoría provenían de hombres que "sentían que su masculinidad se vería afectada por no poder comer un trozo de carne o hacer un asado". En ese sentido, también afirma que las mujeres recibieron mucho mejor su mensaje contra el consumo de carne.

Finalmente, se atribuye un apoyo total de la sociedad a su propuesta, indicando al medio británico que “las organizaciones de la sociedad civil y las asociaciones de ecologistas, pediatras, médicos y nutricionistas salieron a defendernos hasta el final”. Y concluye, “creo que eso nos ayudó a ganar el debate”.