Noticias

22/11/2019 14:03:45

¿Consiguió el mundo librarse de una segunda gran depresión en 2008?

Si analizamos la historia, podríamos pensar que el ser humano es capaz de evitar tropezar dos veces con la misma piedra. Gracias a las medidas adoptadas por Bernanke y la FED, aunque no socialmente bien admitidas, sí se evitó una posible segunda Gran Depresión.


Empecemos con el origen:

En EEUU, la década de los años 20, fue un momento de fuerte expansión económica con alta producción y bajas tasas de desempleo. El consumo crecía, el sector inmobiliario estaba en pleno auge, y los niveles de inversión eran elevados. Podríamos equipararlo al periodo 2001-2007.

El indicador de bienestar de las familias era muy elevado, ya que todo el mundo ganaba dinero y era una espiral que se iba retroalimentando. Ese estado de bienestar de los ciudadanos junto con un elevado efecto riqueza debido a la fuerte especulación que se originó en el mercado bursátil, es lo que generó el Crack del 29 y la gran depresión de los años 30.

Por aquel entonces, muy parecido al periodo 2001-2007, había una fuerte expansión del crédito, principalmente para la especulación tanto en el mercado bursátil, como en el sector inmobiliario. La gente pedía créditos para especular en bolsa utilizando como colaterales, los propios títulos que compraban. Todo esto, en un contexto en el que el Banco Central de EEUU decidió no intervenir en dicha especulación, y cuando lo hizo, se equivocó, ya que intento detenerla con subidas de los tipos de interés.

Por tanto, en la década de los años 20 y previo al crack del Jueves Negro del 24 de octubre de 1929, el crecimiento bursátil no estaba ajustado al crecimiento económico de aquel momento.

Lo que ocurrió posteriormente fue que más de 3.000 bancos quebraron por falta de solvencia, al mismo tiempo que supuso la ruina para millones de familias y comercios, siendo el sector agrícola uno de los más afectados por la caída de los precios que no cubrían los costes, lo que todo derivo en una tasa de paro cercana al 25% y problemas de suministro de bienes de primera necesidad, como alimentos. Esta gran crisis rápidamente se extendió a Europa, debido a las fuertes relaciones comerciales que había por aquel entonces.

Cuando gano Roosvelt las elecciones en 1932, existía un tremendo caos económico, lo que le obligó a implantar el llamado “New Deal” basado en políticas Keynesianas e intervencionistas, a fin de incentivar el consumo y la inversión. Implementó ayudas sociales; control en la banca y empresas y realizó fuertes inversiones públicas en infraestructuras. Pero realmente, lo que ayudó a EEUU a salir de esa gran recesión fue la II Guerra Mundial.

En el gráfico adjunto, podemos ver que el S&P tardó 25 años en recuperar los niveles Pre-crisis: (De octubre de 1929 a marzo de 1932, el S&P se depreció un 87%).

graficogvc1

En la crisis del 2008, existían muchas similitudes, por supuesto con otros actores económicos, que los que hubo en 1929. Estas similitudes eran principalmente que el crecimiento de muchos activos no correspondía al crecimiento real de la economía. Esto alimentado con inversiones desordenadas y fuerte especulación, derivó en la fuerte crisis que, a día de hoy, en muchos estados y países aún sigue sin estar del todo resuelta.

Lo positivo de todo esto es que el presidente de la FED (Bernanke), gran conocedor de la crisis del año 29, y de la fuerte crisis que vivió Japón en la década de los 90, actúo rápidamente inyectando liquidez a la Banca y a la economía (cosa que no se hizo en 1929) bajando tipos drásticamente hasta el nivel del 0%. Gracias a esto, consiguió que el crédito no se parara de golpe, y que la economía y el sistema monetario continuaran circulando.

Esto, que socialmente no es aceptado, de no haber sido así, podríamos habernos visto en una situación similar a la ocurrida en los años 30. Por suerte para todos, no ocurrió así y el mundo sigue avanzando y creciendo.

En el gráfico adjunto, podemos ver que el S&P tardó 4 años en recuperar los niveles Pre-crisis: (De enero de 2008 a marzo del 2009, el S&P se depreció un 57%).

graficogvc2