Logo Bolsamania

Noticias

08/06/2021 17:50:37

British American Tobacco sube tras elevar sus previsiones de ingresos para 2021

British American Tobacco (BAT) ha subido este martes en la bolsa de Londres un 0,52% tras haber actualizado sus previsiones de ingresos para 2021. La tabacalera británica, propietaria de algunas de las marcas más importantes de cigarrillos como Camel o Lucky Strike, augura que sus ingresos aumentarán más del 5% gracias a la fortaleza de los precios, frente a sus estimaciones anteriores de subida de entre el 3% y el 5% para el año.


"Seguimos esperando que 2021 sea un año crucial para el negocio, con una aceleración del crecimiento de los ingresos y un camino claro hacia la rentabilidad de su división de nuevas categorías para 2025", ha explicado la compañía, cuyo objetivo es alcanzar unos ingresos de 5.000 millones de libras (7.090 millones de dólares) para esa división en 2025.

De hecho, en lo que va de 2021 los ingresos y los volúmenes de la nueva categoría se han acelerado y la división ha ganado más cuota de mercado, ha explicado la compañía. Eso sí, para su negocio de venta de viajes las expectativas no son tan buenas. Y es que BAT ve poco probable que se recupere de los efectos de la pandemia de Covid-19 hasta 2022.

La tabacalera británica también ha resaltado que espera un impacto negativo del 2% en el beneficio ajustado del primer semestre y del año completo debido a los vientos en contra de las transacciones, pero sigue contando con el favor de los inversores, que han recibido de buen grado esta actualización de la guía de previsiones.

Y también los analistas, que celebran las cifras y las proyecciones aportadas por la compañía. Richard Hunter, director de mercados de Interactive Investor, cree que la compañía "está firmemente centrada en los hábitos cambiantes de los consumidores y ha hecho nuevos progresos en este sentido", lo que explica la mejora en las previsiones de ingresos. "La solidez de los precios en general, que demuestra una vez más el carácter defensivo del valor, junto con una valiosa contribución de los Estados Unidos, ha permitido la mejora", destaca este experto.

BAT ha reiterado su objetivo de conseguir 5.000 millones de libras de ingresos con productos de nueva categoría para 2025 y 50 millones de consumidores de productos no combustibles para 2030. "Esta última cifra se sitúa actualmente en 14,9 millones, habiendo añadido 1,4 millones de consumidores en el último trimestre", remarca Hunter, que incide además en que "la prodigiosa generación de efectivo de la empresa es una de las razones por las que ha podido mantener su dividendo, y el rendimiento del 7,7% es un atractivo constante para los que buscan ingresos".

Asimismo, British American Tobacco pretende reducir su posición de apalancamiento, donde la cifra de la deuda neta (que antes rondaba los 40.000 millones de libras) requiere una atención constante. "Los ambiciosos objetivos de reducción de costes y la racionalización general de las operaciones pueden contribuir a esta causa a su debido tiempo", resalta el analista de Interactive Investor.

Y concluye que aunque el valor "ha tenido un rendimiento inferior", al haber perdido un 13% en el último año, en comparación con una ganancia del 9% para el FTSE 100, "esto no ha sido suficiente para disuadir a los partidarios, dada su capacidad de generar efectivo y su generosa rentabilidad por dividendos, y el consenso del mercado se mantiene firmemente en una fuerte compra".

NUEVA LEGISLACIÓN EN EEUU

Las acciones de BAT se han visto fuertemente golpeadas por la noticia de que EEUU estudia una ley para reducir la cantidad de nicotina en los cigarrillos a un nivel que no fuera adictivo, lo que podría afectar a sus cigarrillos mentolados y cigarros aromatizados, que se enfrentan a la perspectiva de una prohibición u otra forma de restricción. En abril los títulos de la compañía tocaron su nivel más bajo, y desde entonces se han recuperado poco a poco porque "los inversores se centran cada vez más en el crecimiento de la nueva categoría, a medida que los productos combustibles pierden atractivo", remarca Michael Hewson, de CMC Markets.

"Dejar de lado el nivel de nicotina que no se considera adictivo podría tener la consecuencia no deseada de hacer que la gente fume más, y no menos, para conseguir su dosis", remarca este experto, que dice que "aunque nadie discute que la nicotina no sea adictiva, es poco probable que la nueva legislación resuelva las razones por las que la gente se siente obligada a fumar".

Y además, recuerda que "no es que las tabacaleras no tengan otras fuentes de ingresos hoy en día. Si las tienen, es en forma de cigarrillos electrónicos y productos de vapeo, que suponen una proporción cada vez mayor de sus ingresos, y es aquí donde los inversores parecen centrar su atención cada vez más", como ya pasó con las recientes cifras de Imperial Brands y sugiere una tendencia similar en todo el sector. "La actualización de previsiones de BAT parece confirmarlo", concluye Hewson.