Logo Bolsamania

Noticias

21/05/2022 06:00:00

El metaverso necesita que banca y fintech ofrezcan formas seguras de pago

Se prevé que la economía del metaverso alcance los 13 billones de dólares para el año 2030 por lo que las instituciones financieras han comenzado a explorar oportunidades dentro del mundo virtual. En este contexto, el pago por activos digitales será la herramienta principal para crear una experiencia de usuario perfecta.


Para garantizar un comercio virtual sin problemas, cada entorno digital, así como el metaverso en su conjunto, deberá tener su propia economía digital, y los métodos de pago bien respaldados serán clave para un metaespacio en pleno funcionamiento.

En lo relativo a seguridad, en la vida real, el sector financiero ya se ha esmerado en lo que respecta al mantenimiento de la garantía de los bienes de las personas. Sin embargo, el espacio online es diana de interminables ataques cibernéticos que con el metaverso se magnificarán.

Según Simas Simanauskas, director de acuerdos de ConnectPay, la credibilidad de cualquier mundo virtual dependerá en gran medida de contar con seguridad de última generación, esto también incluye todos los pagos. “Cualquier funcionalidad de monedero de criptomonedas requerirá unos estándares de seguridad parecidos a los de la Autenticación Segura de Clientes (SCA) utilizados en Europa. Si no se llegan a utilizar este tipo de medidas se corre el riesgo de que los monederos de los clientes se vacíen en cuestión de minutos” añade el experto.

La ley SCA establece la autenticación obligatoria de dos factores para todas las transacciones online y pagos sin contacto que se realicen dentro de la Unión Europea (UE), garantizando así una capa adicional de seguridad.

En cambio, avisa Simanauskas de que un gran número de usuarios del metaverso no tendrá saldo en criptodivisas, aunque se espera que dominen los métodos de pago basados en la cadena de bloques. "Lo más probable es que los usuarios simplemente quieran comprar con sus tarjetas u otros métodos conocidos. El elemento de familiaridad será crucial, ya que los usuarios tendrán que ser capaces de reconocer a un proveedor de métodos de pago antes de confiarle detalles de transacciones delicadas, por lo que este es un buen momento para que las fintechs comiencen a establecerse en el metaverso".

BBVA y Santander, bancos conocidos mundialmente se estrenaron en 2021 dentro del metaverso, ensayando posibles proyectos para operar en este entorno. JP Morgan ha sido uno de los primeros en tomar la iniciativa, recientemente el banco líder abrió la sala Onyx en Decentraland, uno de los mundos virtuales más conocidos.También lo hizo HSBC, con el objetivo de gestionar las inversiones de sus clientes virtuales con mayores carteras. A finales de abril, Standard Chartered Bank informó de que su subsidiaria, Standard Chartered Bank (Hong Kong) Ltd. (SCBHK), se asoció con The Sandbox, “para crear una experiencia de metaverso”.

El espacio virtual podría ayudar a reducir aún más la distancia entre los bancos tradicionales y sus clientes, para los que ya no sería necesario desplazarse a ninguna sucursal bancaria física pudiendo recibir la misma experiencia en el metaverso, aunque simanauskas no cree que este sea el área en la que los bancos busquen la obtención de beneficios. En cambio cree que “donde los bancos tradicionales podrían aprovechar la oportunidad es financiando y facilitando transacciones dentro del metaverso, así como en el sector inmobiliario digital”.

Los terrenos virtuales en Decentraland se han revalorizado a gran velocidad. Durante su primera subasta una parcela costaba 20 dólares. En 2021, se vendía a una media de 6.000 dólares, y a principios de 2022, se disparó a 15.000 dólares. A lo largo del año pasado, las ventas de inmuebles en los cuatro principales metaversos alcanzaron 501 millones de dólares y si se sigue el ritmo actual podrían llegar a casi 1.000 millones en 2022.

"El espacio virtual es un activo increíble y no me sorprendería que en el futuro se bancarice", apunta Simanauskas.

LAS FINTECH EN EL METAVERSO

Para las fintech, el metaverso supone un eje en concordancia con su naturaleza digital. Se encuentran mejor posicionadas para impulsar el mercado ya que no encuentran de por medio la burocracia y tienen más flexibilidad para idear nuevas soluciones.

Para aprovechar esta ventaja, Simanauskas aconseja consolidar el conocimiento de la marca y estar preparado para actuar rápidamente una vez que las diferentes regulaciones empiecen a entrar en vigor. "Fintech y Covid-19 han llevado la banca de las sucursales a Internet y a los dispositivos móviles. Ahora, el metaverso promete llevar a la gente desde sus salones al espacio virtual de nueva generación. Si tiene éxito, habrá un mercado completamente nuevo para las marcas conocidas que serán las primeras en aprovechar la nueva demanda", concluye el experto.