Logo Bolsamania

Noticias

25/03/2020 15:01:13

El empresariado se echa a la yugular de Sánchez y exige la "suspensión de impuestos"

La decepción de entidades y asociaciones empresariales con las recientes medidas anunciadas por el Gobierno es absoluta y así lo ha hecho patente el tejido económico del país que ha salido en tropel en las últimas horas para exigir la suspensión inmediata de cargas fiscales y de tributos. De lo contrario, todas las empresas están “condenadas”, lamenta Foment del Treball, la patronal catalana. Junto a otras entidades de ámbito nacional han alzado su voz para manifestar que la prórroga de 15 días del estado de alarma confirma la necesidad de tomar medidas más extraordinarias y lamentan la falta de sentido a que las empresas tengan que encontrar para su financiación el apoyo de los avales del Estado, a la vez que se mantienen las obligaciones fiscales.


Para Foment, la falta de lógica del último paquete de estímulos del Ejecutivo de Pedro Sánchez radica en que se tenga que pedir prestado a la banca y, en cambio, no se suspendan los pagos de impuestos al Estado. La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero anunció este martes que se ha puesto en marcha el primer tramo de la línea de avales a pymes que fue aprobada hace unos días, cifrada en 20.000 millones de euros, y que cubrirá el 80% de los préstamos concedidos a estas empresas para hacer frente a las dificultades que está provocando el coronavirus.

Pero las críticas no han dejado de lloverle a Moncloa, ya que especialmente autónomos y pymes creen que los estímulos son "insuficientes”. Lamentan patronales y asociaciones que no emprender otras acciones de urgencia económica puede echar a perder la capacidad de recuperación de la economía y de el empleo. En esta fase de la crisis, cuando el estado de alarma se prolongará otras dos semanas, hacen hincapié en que la limitación de la moratoria a 30.000 euros hasta un aplazamiento máximo de seis meses implementada cuando se decretó el confinamiento se ha quedado corta. “Tenía sentido en un primero momento”, señala Foment.

El Consejo General de Economistas (CGE) también mostró su malestar, ya que el Gobierno muestra gran "falta de sensibilidad" con empresas y profesionales, a quienes parece querer negar "herramientas de fácil implementación y bajo coste" que podrían ser de "gran ayuda" para garantizar su supervivencia facilitándoles "algo de liquidez con una sencilla ampliación de plazos de las autoliquidaciones tributarias"; lo que sería especialmente importante para aquellos que, a duras penas, están intentado mantener la actividad –"máxime con la extensión del estado de alarma 15 días más"–, y a los que parecen estar dejando en una situación de "desamparo", alertan.

LOS AUTÓNOMOS, A PUNTO DE ENTRAR EN REBELDÍA

Las consecuencias económicas de la crisis sanitaria ha arreciado con fuerza en todos los sectores industriales, y la cifra de trabajadores que han entrado en paro temporal asciende a 760.000 en toda España. El drama adopta proporciones de hecatombe para autónomos y las pymes que ven reducidos sus ingresos a prácticamente cero y tienen que afrontar ERTES para sus plantillas a la vez que seguir liquidando IVAs, cuotas y seguridad social. En este sentido, la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) ha pedido al Gobierno que “no cree más confusión en los autónomos” y que suspenda las cuotas en marzo y en abril y que aplace el pago de impuestos al mes de julio, ya que muchos autónomos han cerrado su actividad o han sufrido una caída de ventas del 75%.

"El 31 de marzo todos los autónomos van a pagar la cuota. Que no les mientan", ha lamentado Lorenzo Amor, presidente del colectivo, en las cuentas oficiales de la ATA en redes sociales. "¿Tan difícil es que se suspendan las cuotas, las cotizaciones y se aplace a julio el pago de impuestos?", se ha preguntado retóricamente a la espera de una respuesta del Gobierno, que, de momento, no llega en las condiciones defendidas por la ATA. Amor critica que no haya medidas más contundentes para defender a los trabajadores por cuenta propia en una situación "excepcional" de falta de liquidez. El colectivo ha difundido en redes el hashtag #AutónomosNoSePaga, que ayer estuvo entre las principales tendencias del país con el apoyo de tuiteros.

En Cataluña, la patronal de la pequeña y mediana empresa, Autónomos Pimec ha defendido que las medidas aprobadas por el Gobierno y la Generalitat "no son suficientes" para el colectivo ni tienen en cuenta sus necesidades específicas, sobre todo ante el inminente final de mes y el vencimiento de numerosos pagos, lo que ha remarcado que perjudica a su liquidez y amenaza a su viabilidad.

La patronal ha considerado que el "insólito mantenimiento" del calendario de autoliquidaciones tributarias lleva al colectivo a un alud de aplazamientos masivos, por lo que ha reclamado que el AEAT prorrogue el plazo de autoliquidación del próximo 20 de abril hasta el 30 de junio.

El ministro de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones, José Luis Escrivá, ha asegurado que más de 50.000 autónomos ya han solicitado la prestación extraordinaria a la que tienen derecho por haber visto reducida su actividad con motivo del coronavirus. Así lo ha destacado este miércoles durante una rueda de prensa en Moncloa, en la que, no obstante, no ha aclarado cuántas de ellas han sido concedidas. El titular de Seguridad Social también ha tratado de zanjar la polémica abierta con los autónomos al descartar cualquier nueva medida para este colectivo bajo el que se tributan más de tres millones de trabajadores.