Logo Bolsamania

Noticias

17/02/2020 09:57:24

Deutsche Bank y Abanca prometen bajarte el interés si les llevas el préstamo de otro banco

Llega una nueva tendencia en el mercado financiero para atraer a los clientes. Si hasta ahora la guerra que libraban las entidades se basaba en las hipotecas, los préstamos para particulares comienzan a entrar en la lucha. Prometen una rebaja en los intereses a cambio de quedarse con los créditos concedidos por otros bancos. Aunque en principio puede intentar conseguirse en cualquier banco negociando, solo tres entidades lo publicitan abiertamente: Deutsche Bank, Abanca y Caja Rural de Granada.


En el caso del banco alemán, su Préstamo Cambia ofrece mejorar las condiciones de un préstamo que se tenga firmado con otra entidad. Con él se puede conseguir un interés del 6,43%, ampliar el importe hasta los 60.000 euros o extender el plazo hasta los ocho años. No cobra comisiones de apertura ni de estudio, aunque sí tiene una comisión por amortización anticipada del 1% si queda más de un año para el vencimiento. Se contrata en las propias oficinas de Deutsche Bank o a través de Internet.

En Abanca, la rebaja prometida es de tres puntos procentuales hasta un tipo de interés mínimo del 6,11%. No cobra comisión de apertura ni de estudio y tampoco cobra por amortización anticipada. El plazo es también de hasta 8 años, con un importe máximo de 50.000 euros. Mientras, en el caso de Caja Rural de Granada, la promoción es únicamente para la refinanciación de préstamos destinados a la compra de un coche.

Aunque la principal ventaja es rebajar el interés, también se puede reducir el número de productos vinculados o su coste

En la mayoría de los casos, el procedimiento de solicitud es similar a solicitar un crédito por primera vez, aunque con el añadido de presentar las condiciones de nuestro préstamo actual al entregar la documentación. La entidad nos transferiría el dinero del préstamo a nuestra cuenta y seríamos nosotros quienes cancelaríamos el crédito y entregaríamos el justificante a nuestro nuevo banco, explican desde el comparador financiero HelpMyCash.

Aunque la principal ventaja para el cliente de este tipo de operaciones es rebajar el interés de sus préstamos, también se puede reducir el número de productos vinculados o su coste. Además, "según nuestro poder de negociación, podríamos llegar a conseguir una rebaja mayor sobre las condiciones habituales", añaden.

Salvo las tres entidades que lo publicitan, en el resto de los bancos la aceptación de la refinanciación dependerá de la oficina a la que acudamos y de lo bueno o malo que sea nuestro perfil financiero. De hecho, el comparador asegura que, en principio, todos los bancos están abiertos a realizar un cambio de préstamo con una mejora en los intereses. Eso sí, siempre vinculado al estudio del perfil y del préstamo vigente, así como a domiciliar la nómina en una cuenta de la nueva entidad. "En las ocasiones en las que algunas oficinas se niegan a realizar el cambio del préstamo, la razón es que debíamos ser clientes con una cierta antigüedad y vinculación antes de poder solicitar financiación en la nueva entidad", señalan.

Bajo la atenta mirada del Banco de España y del Banco Central Europeo (BCE), los bancos concedieron más préstamos personales el año pasado. Los organismos han advertido de los peligros de la concesión al alza de los préstamos ante el aumento de la morosidad. Esto ha provocado que 2020 haya empezado con un endurecimiento en los criterios de concesión de la financiación.

Sin embargo, está la peculiaridad de que los bancos necesitan seguir concediendo préstamos para mantener sus márgenes de rentabilidad en un entorno de tipos de interés en mínimos, con lo que, "si el sector de los créditos al consumo sigue la tendencia actual, la refinanciación será la nueva moda de 2020", opinan en el comparador, que destacan también que cambiar el préstamo de banco a cambio de una rebaja en los intereses permite a las entidades seguir concediendo préstamos, pero a personas con buenos perfiles que otros bancos ya han aprobado previamente y que llevan tiempo pagando sin problemas.