Noticias

06/11/2019 14:33:22

Alemania se abre a apoyar un fondo de garantía de depósitos europeo

Alemania se abre por fin a apoyar la creación de un fondo de garantía de depósitos europeo, el último paso necesario para culminar la Unión Bancaria, después de años bloqueando la iniciativa. "Es momento de reunir un paquete para completar la Unión Bancaria", señala el ministro de Finanzas alemán, Olaf Scholz, en un artículo publicado en Financial Times. Eso sí, el apoyo queda sujeto a "ciertas condiciones".


Para culminar la Unión Bancaria, son necesarios cuatro pasos, en opinión de Scholz. En primer lugar, contar con procedimientos comunes de solvencia y resolución para las entidades financieras, a imagen de la Corporación Federal de Seguro de Depósitos de Estados Unidos. Según explica, aunque existen normas comunes para resolver entidades en la zona euro, las más pequeñas no están sujetas a las mismas, por lo que existen distintas normas de insolvencia dependiendo de cada país.

En segundo lugar, cree que para garantizar la estabilidad de la banca es necesario "reducir aún más los riesgos", es decir, disminuir los préstamos morosos y abordar los riesgos asociados con la deuda soberana, es decir, que los bancos asuman en su balance pérdidas por la deuda de los países. "Los bonos soberanos no son una inversión libre de riesgo y no deben ser tratados como tales", afirma.

También es necesario, en tercer lugar, tener ese fondo de garantía de depósitos europeo que el resto de países llevan años negociando con implantar y al que Alemania siempre se había negado. De hecho, el propio Scholz reconoce en su artículo que "este no es un pequeño paso para un ministro de Finanzas alemán". "Un esquema europeo de reaseguro de depósitos mejoraría significativamente la resistencia del seguro nacional de depósitos", añade.

Para el máximo reponsable de las finanzas alemanas, este esquema estaría sujeto a condiciones como que la responsabilidad nacional fuera un "elemento central". Es decir, primero se utilizarían los recursos del fondo de garantía de depósitos nacional, después los del europeo (que gestionaría la JUR) y, más tarde, si fuera necesaria más asistencia, el Estado miembro correspondiente intervendría.

Por último, Scholz cree que es necesario "internsificar los esfuerzos para prevenir el arbitraje". "El progreso con la Unión Bancaria no debe conducir a acuerdos fiscales que distorsionen la competencia", advierte, para añadir después: "Necesitamos una fiscalidad uniforme de los bancos en la Unión Europea".