Logo Bolsamania

Noticias

26/03/2024 07:48:26

"Debe haber cierta aceleración del BPA para justificar la valoración actual de las acciones"

Las proyecciones sobre el beneficio por acción (BPA) para 2024 vuelven a ser pequeñas en EEUU y son significativamente más bajas en Europa. Esto, unido a unos rendimientos de los bonos que son más altos, está presionando a los PER. Es el aviso que lanzan los expertos de JP Morgan en su último informe de estrategia en renta variable, en el que se muestran tajantes al asegurar que debe haber un aumento de los beneficios para seguir justificando las valoraciones actuales de las acciones.

Debe haber cierta aceleración del BPA para justificar la valoración actual de las acciones

"El diferencial entre la rentabilidad mundial de los beneficios y la de los bonos ha ido disminuyendo hasta situarse por debajo de los niveles de 2007", y aunque los bancos centrales "están preparados para aplicar algunos recortes en el segundo semestre", está claro que "para justificar las valoraciones actuales de la renta variable, creemos que tendremos que ver también al menos cierta aceleración de los beneficios".

Así lo explican estos expertos, que señalan que la mayor parte de la rentabilidad de la renta variable en lo que va de año, y de hecho en los últimos 18 meses, "ha estado impulsada por la expansión de los múltiplos". "A escala mundial, los beneficios a 12 meses solo han subido un 7% desde los mínimos, en contraste con una subida del ratio precio-beneficio (PER) de casi el 30%", detallan.

El actual múltiplo PER futuro de EEUU de 21,4 veces ha subido un 6% anual, un 20% desde octubre de 2003 y un 30% desde los mínimos de octubre de 2002. Por su parte, los PER europeos han subido en una magnitud similar, pero desde un punto de partida inferior.

A nivel sectorial, indican estos analistas, "entre los rezagados en valoración durante esta expansión del PER cercana al 30% se encuentran los defensivos, como los servicios públicos y los bienes de primera necesidad, pero también los bancos europeos". Y dentro de la revalorización, "los ganadores suelen ser los semiconductores y los industriales".

Explican, además, que el reciente aumento del PER "refleja la opinión de los inversores de que el impulso de la actividad está tocando fondo y que el crecimiento de los beneficios se acelerará este año y los siguientes". Y eso, insisten, es lo que hace falta para que se mantengan las altas valoraciones actuales.

QUÉ PODEMOS ESPERAR

En cualquier caso, según JP Morgan, "en última instancia las valoraciones de la renta variable acabarán respondiendo a las tendencias del impulso de los beneficios, ya que existe una clara correlación histórica entre los múltiplos del PER y las revisiones de los beneficios, y en los últimos 18 meses se ha observado una relajación de la tendencia bajista de las revisiones a la baja de los beneficios".

"La pregunta es si veremos una tendencia alcista", explican los expertos del banco estadounidense, que se muestran preocupados ya que el crecimiento de los beneficios "podría ser decepcionante por una serie de razones". Como dicen, "si la aceleración de los beneficios no se materializa, esto podría actuar como una limitación, en particular para los sectores cíclicos, que actualmente cotizan en máximos relativos de precio y PER frente a los defensivos".

A nivel regional, la renta variable china no ha registrado ninguna revalorización en los últimos 18 meses, y sigue cotizando en torno a 9 veces el PER, en mínimos absolutos y relativos. En comparación con las tendencias anteriores, apuntan desde JP Morgan, Europa en general no está cara, y son EEUU y Japón los que se han movido por encima de los rangos históricos.

"La rentabilidad de las recompras en la zona euro se aproxima actualmente a la de EEUU. Al mismo tiempo, la rentabilidad por dividendos de la zona euro, del 3%, es muy superior a la de EEUU, del 1,3%, y los rendimientos de los bonos son significativamente más bajos", apuntan los analistas del banco.

Y estos tres factores juntos "dan como resultado un rendimiento total de la renta variable frente a la renta fija mucho mejor para la renta variable de la zona euro que para la de EEUU, de 240 puntos básicos", lo que les ha llevado recientemente a cerrar su consejo de sobreponderar bolsa USA frente a la europea.

"En general, si los bancos centrales se muestran más moderados de lo previsto, pero sin que ello vaya acompañado de decepciones en el crecimiento, los actuales múltiplos de las acciones podrían defenderse", indican. Sin embargo, "si el impulso de la actividad, y en particular la obtención de beneficios, resulta decepcionante, y los bancos centrales acaban siendo más reactivos que proactivos, creemos que los múltiplos de las acciones tendrían que caer".