Noticias

09/11/2019 06:00:00

Trump pone el broche de oro al sector autos y apuntala el rally del 20% en el año

Iba a ser uno de los peores sectores en el año, de hecho lo fue durante la primera parte, pero todo lo que cae tiene que rebotar, y si además desaparecen las incertidumbres, ese rebote podría ir a más. Esta ha sido la historia del sector automovilístico europeo en 2019, un sector que afrontaba -y afronta- multitud de problemas pero que ya sube un 23% en el año (un 20% desde los mínimos de octubre) y que tiene toda la pinta de seguir avanzando posiciones.


Los analistas técnicos de Bolsamanía informaban recientemente de que el sector ha "pulverizado resistencias". Ahora, el Euro Stoxx Automobiles & Parts tiene su siguiente resistencia en los 528 puntos (cotiza en 520 puntos). Si la supera, confirmaría "una gran formación de vuelta de implicaciones alcistas en términos de medio y largo plazo".

Aunque en principio no ha reaccionado con la fuerza que cabría esperar a las últimas noticias que apuntan a que Donald Trump no le subirá los aranceles -tal vez porque la bolsa siempre se adelanta y porque ya lo viene descontando desde el mes pasado-, estas novedades sí que han contribuido a apuntalar las alzas. El secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, dijo a principios de semana que podrían no imponer aranceles adicionales a los automóviles europeos. Por su parte, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, declaró el viernes que está convencido de que Trump no impondrá estos nuevos aranceles a los vehículos europeos. Cabe recordar que la fecha límite para decidir si aplica nuevas tarifas de hasta el 25% a los coches de la UE es el próximo jueves, 14 de noviembre. "Estás hablando con un hombre completamente informado", dijo Juncker para dar énfasis a sus declaraciones al respecto realizadas al periódico alemán Sueddeutsche Zeitung.

LA MEJORA DEL SENTIMIENTO GLOBAL TAMBIÉN AYUDA

La mejores noticias relacionadas con la guerra comercial entre Estados Unidos y China también ayudan. El sector autos es uno de los que más ha sufrido debido a esta circunstancia y el hecho de que parezca que un acuerdo parcial es ya un hecho constituye, sin duda, un acicate. "Bancos y automóviles se están beneficiando también a corto plazo de la mejora de perspectivas (sobre EEUU y China) y de la normalización del sentimiento inversor", señalan los analistas de Julius Baer.

Los expertos llevan meses advirtiendo del varapalo que supondría para el sector automovilístico europeo y para la economía europea en general que Trump impusiera aranceles a la importación de automóviles procedentes de la Unión Europea. En mayo, EEUU confirmaba que aplazaba seis meses la toma de la decisión y los analistas insistían en la idea de que esta iba a ser una de las grandes incertidumbres en el cierre de 2019. "Un arancel del 25% sobre los automóviles de la UE podría restar alrededor de 0,2 puntos porcentuales del crecimiento de la Eurozona y es probable que Alemania afronte el mayor impacto entre las grandes economías de la Zona Euro", señalaban recientemente los expertos de UBS. No en vano, Bruselas apuntaba esta semana a los problemas del sector automovilístico como una de las razones -junto con la guerra comercial entre China y EEUU y el Brexit- que le han llevado a recortar sus perspectivas sobre la Zona Euro.

Donald Trump parece centrado ahora en solucionar sus problemas con China. Cuando a principios del mes pasado EEUU anunció aranceles de 7.500 millones de dólares sobre la Unión Europea (fundamentalmente sobre productos agrícolas) tras recibir la autorización de la Organización Mundial de Comercio (OMC), el fantasma de los aranceles a los automóviles volvió a agitarse. Sin embargo, ahora parece que va a desaparecer. Al menos para lo que queda de año.