Logo Bolsamania

Noticias

14/08/2019 09:24:23

Los tipos bajos hieren, pero no matan: los bancos logran mantener su rentabilidad

El escenario de tipos bajos de interés con perspectiva de recortes hace daño a los bancos, pero, por el momento, no se ha llevado por delante toda su rentabilidad. Al cierre del primer semestre, las entidades lograron mantener su ROE (rentabilidad sobre recursos propios) en niveles similares a un año antes, aunque la mayoría la sitúan en el 10% o por debajo, el umbral en el que coloca el mercado el coste de capital.


El campeón nacional en rentabilidad sigue siendo Bankinter. La entidad, cuyo negocio se centra en España y Portugal, se mantiene desde hace años en el primer puesto entre las entidades presentes en el Ibex 35 en el nivel de ROE. Al cierre del primer semestre era del 12,84%, ligeramente por debajo del obtenido un año antes (13%).

De cerca le sigue BBVA, al que su internacionalización, que a veces le crea problemas, le permite en el primer semestre mantener su rentabilidad en un nivel alto en comparación con sus competidores. Prueba de ello es que esta variable era del 10,2% al cierre de junio, un poco más baja que en junio de 2018 (11,2%). En este semestre, su filial de Argentina, cuyos mercados sufren estos días turbulencias por contagio de la situación política, registró un ROE del 41,2% en los tres primeros meses de este periodo, y la de Perú un 18,2%.

Por detrás se coloca su principal competidor, Santander, cuya rentabilidad al término de junio se situó en el 7,41%, frente al 8,24% registrado un año antes. La entidad no desglosa el ROE por geografías, pero sí el ROTE (retorno sobre capital tangible) y este indicador fue más alto en Sudamérica, al igual que ocurría con BBVA, con registros del 16,95% en Argentina, del 17,63% en Chile y del 21,65% en Brasil, su primer mercado. En España fue del 9,31%.

SABADELL, CAIXABANK Y BANKIA, POR DEBAJO DEL 7%

El resto de los principales bancos, sin embargo, no alcanza el 7% de rentabilidad. De los tres, el que sitúa su ROE en un nivel más alto es Sabadell, con un 6,85%, muy por encima de la registrada un año antes, que fue del 1,45%. En aquel momento, el banco sufrió las consecuencias de la crisis de TSB, que redujeron sus ganancias hasta 120,6 millones de euros.

En el primer semestre de este año, por el contrario, la plusvalía de la venta de Solvia (135 millones de euros), así como la recuperación del negocio en Reino Unido hasta la neutralidad impulsaron el beneficio de Sabadell hasta 532 millones y, por ende, su rentabilidad, hasta casi el 7%.

Bankia, por su parte, vio caer su rentabilidad hasta el 6,3% desde el 8,3% que registró en junio del año pasado. El descenso de este indicador viene aparejado al de su beneficio, que se redujo en un año un 22%, hasta los 400 millones de euros.

Por último, CaixaBank es, de los grandes, el que tiene la rentabilidad más baja. La entidad, que en el primer semestre vio disminuir sus ganancias un 52% por el coste del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que puso en marcha para más de 2.000 empleados.

Su rentabilidad cayó del 8,6% de junio de 2018 al 4,9% un año después, en línea con su beneficio. Sin embargo, según explica CaixaBank en su informe trimestral, la rebaja del ROE se debe a que ha modificado la metodología de cálculo de la rentabilidad para incluir la evolución de los ajustes de valoración en el patrimonio de la entidad, que sigue siendo, por cierto, el valor más atractivo del sector según varias firmas de inversión.