Noticias

10/11/2019 06:00:00

Sobrevivir a la fatiga electoral, el gran reto al que se enfrentan los partidos este 10N

Ha llegado el día. Los españoles se enfrentan este domingo 10 de noviembre a unas nuevas elecciones, las segundas de este 2019, en las que será clave el nivel de abstención y el voto de los indecisos. Los partidos llegan a esta cita en las urnas con un mismo objetivo, sobrevivir a la fatiga electoral y lograr un resultado que les deje en buen lugar a la hora de negociar, porque será necesario para formar Gobierno, sea del color que sea. Aunque no todos lo lograrán.


Al menos, al calor de lo que han vaticinado las encuestas que se han ido conociendo en las últimas semanas. La mayoría apuntan que la estrategia del líder del PSOE, Pedro Sánchez, de forzar unas nuevas elecciones no le va a salir tan bien como espera y que perderá escaños respecto al 28A. Al mismo tiempo, auguran un batacazo de Ciudadanos y una subida tanto de PP como de Vox, mientras que señalan que Unidas Podemos también perderá espacio frente a la llegada de Más País, la formación que lidera Íñigo Errejón.

Lo que está claro es que el Congreso seguirá igual de fragmentado que antes, y que solo habrá Gobierno si los partidos son capaces de acercar posturas y llegar a un acuerdo. Todo ello en un escenario que no es el mismo que hace seis meses. "La fatiga electoral mantendrá a más votantes en casa que en abril", dicen los expertos de Rabobank en un informe en el que analizan las elecciones. Esta firma ha sido la última en dar su opinión sobre los comicios, después de que hayan hecho lo propio los expertos de Barclays o de Berenberg.

Todos coinciden en el hartazgo de la población por tener que votar por cuarta vez en cuatro años, y también lo hacen al señalar que es muy posible que esta cita en las urnas no cambie demasiado el panorama político español. "Las encuestas no dan mucho consuelo de que las elecciones vayan a ser un punto de inflexión para la inestabilidad política", dicen a este respecto desde Rabobank. Barclays dudaba del desbloqueo y veía riesgo de unas terceras elecciones, mientras que en Berenberg eran tajantes al afirmar que el 10N "no resolverá nada".

Para los analistas de la entidad holandesa, la clave será la fatiga electoral, que "podría socavar aún más a la izquierda en general, y a Ciudadanos en particular, al tiempo que beneficia a la derecha radical". Es decir, a Vox. Porque, en opinión de Rabobank, "los votantes de derechas parecen más decididos a presentarse para apoyar a su partido" que los de izquierdas, sobre todo ante "la intensificación renovada de la crisis catalana".

Y es que Cataluña ha sido uno de los grandes temas de estas elecciones. Tras conocerse la sentencia del procés, hubo multitud de protestas y disturbios que se fueron calmando con los días, pero que han servido a los partidos para hacer campaña. El problema catalán ha centrado buena parte de los mítines, y la solución que se le dé tras las elecciones será crucial para la economía española. No en vano hace unos días la agencia de rating Scope advertía de los problemas que podría tener España si no se resuelve esta cuestión cuanto antes.

¿SEGUIRÁ EL ESTANCAMIENTO?

"Si las encuestas aciertan, no podemos esperar que se alivie el estancamiento parlamentario", dicen los analistas de Rabobank. Esta vez los indecisos pueden ser la llave. Hasta un 30% de los encuestados en las últimas semanas decían no saber aún a qué partido votar, por lo que dependiendo de las siglas por las que se decanten esos electores, el resultado puede inclinar la balanza a uno u otro lado.

Eso y también el frío. Las elecciones coinciden con la llegada de un chorro polar que ha dejado importantes bajadas de las temperaturas en toda España, lo que puede actuar como acicate para que los que dudan no vayan si quiera al colegio electoral a votar. Eso, dicen los expertos, podría incrementar más aún de lo esperado la cifra de la abstención, que ya se prevé elevada este 10N.

Quizá por ello no se descarta, pese a todo, unas nuevas elecciones. Ya lo avisaban los analistas de Barclays, y también lo han hecho los de la entidad holandesa. "Unas nuevas elecciones en 2020 son una posibilidad. El estancamiento sólo puede resolverse si los políticos españoles aceptan la nueva realidad política en la que se encuentran, es decir, la necesidad de formar coaliciones". Veremos qué ocurre.