Noticias

04/12/2019 09:41:50

El sector servicios español se fortalece en noviembre gracias a la sólida demanda

El sector servicios español continúa con su buen ritmo y en noviembre volvió a registrar una expansión económica, gracias principalmente a una actividad comercial y unas ventas más fuertes. La confianza en el futuro también mejoró, hasta el nivel más alto en cuatro meses, a la vez que las empresas de este sector siguieron contratando nuevo personal.


Así lo muestra el índice PMI de actividad comercial de España en noviembre, elaborado por la consultora Markit, que aumentó a 53,2 desde 52,7 registrado en octubre. Al mantenerse por encima del nivel de ausencia de cambios de 50, el índice ha señalado un crecimiento mensual de la actividad durante poco más de seis años.

El incremento de la actividad estuvo apoyado por otro aumento neto de los volúmenes de nuevos pedidos. El alza también fue más fuerte que en octubre, y las empresas informaron de un repunte de la demanda en general. Los nuevos pedidos aumentaron a pesar de observarse una reducción de los nuevos pedidos procedentes del exterior, mostrando que los mercados nacionales fueron la principal fuente de impulso de las ventas en noviembre.

Algunas de las empresas informaron de su preocupación en lo que respecta a la formación de un nuevo gobierno

Aunque el entorno comercial actual en el mercado interno siguió siendo en general positivo y ayudó a respaldar el alza de las ventas, algunas de las empresas encuestadas informaron de su preocupación en lo que respecta a la formación de un nuevo gobierno y su posible impacto en áreas relacionadas con la regulación, los salarios y la actividad económica en general. A raíz de ello, la confianza empresarial permaneció históricamente moderada en noviembre, a pesar de aumentar hasta su máxima de cuatro meses.

El aumento de las ventas también estuvo en parte impulsado por otro mes de descuentos de precios ofrecidos por las empresas de servicios. Según los últimos datos, los precios cobrados se redujeron por cuarto mes consecutivo y las empresas recortaron sus tarifas modestamente en respuesta a la fuerte competencia existente en el mercado. Los márgenes de beneficios se vieron bajo presión en noviembre debido a un fuerte aumento de los costes.

También se refleja el continuo crecimiento de la demanda de personal, hecho subrayado por otro aumento neto del empleo. El último aumento de la dotación de personal, aunque modesto, extendió la actual secuencia de expansión a 62 meses en noviembre. Las empresas contrataron más personal principalmente para poner al día las actuales cargas de trabajo más altas, hecho destacado por un incremento de los pedidos pendientes de realización, que aumentaron en noviembre por cuarta vez en los últimos cinco meses.

SECTOR PRIVADO

El fortalecimiento del sector servicios también apoyó al crecimiento económico del sector privado, que mejoró en noviembre en línea con el ligero repunte de los nuevos pedidos. Tras tener en cuenta los factores estacionales, el índice PMI Compuesto de Actividad Total aumentó a 51,9 de 51,2 registrado en octubre, señalando su mejor lectura en tres meses. Por el contrario, el sector manufacturero continuó contrayéndose, aunque al ritmo más lento desde julio pasado.

Se observaron tendencias similares para los nuevos pedidos y las empresas de servicios disfrutaron de un mayor crecimiento de las ventas, pero los fabricantes de nuevo registraron una notable contracción de los nuevos pedidos. No obstante, en ambos sectores, las ventas a clientes extranjeros disminuyeron en comparación con octubre.

En el ámbito laboral, de nuevo se registró un crecimiento del empleo, que estuvo impulsado por la economía del sector servicios, ya que el número de dotación de personal en la industria manufacturera disminuyó por séptimo mes consecutivo. El aumento de las presiones salariales de nuevo contribuyó a un aumento de los gastos operativos en general, que aumentaron en el sector privado al ritmo más fuerte en tres meses.

Por su parte, la confianza empresarial del sector privado mejoró hasta alcanzar su máxima de cuatro meses, pero permaneció históricamente moderada.

Desde Markit comentan que, "en un contexto político incierto, la modesta mejora del crecimiento económico en noviembre fue una evolución positiva después de observar en octubre el alza más débil de aproximadamente seis años. No obstante, se mantuvo un notable desequilibrio en la economía del sector privado, ya que el sector servicios registró una nueva expansión, pero el sector industrial continuó lastrando la actividad total, aunque en menor grado".

Sin embargo, añaden que "no todo está necesariamente perfecto en la economía del sector servicios", ya que "las ventas en parte solo fueron impulsadas por descuentos de precios, que ejercieron presión en los márgenes de beneficios y tuvieron un impacto adverso en la rentabilidad corporativa". Destacan que "la confianza en el futuro permanece históricamente moderada, y los impactos de un nuevo gobierno en áreas como la regulación y los costes laborales siguen siendo inciertos, según las empresas que respondieron a la última encuesta".