Noticias

01/11/2019 08:40:17

Ron (Popular): si hubo financiación de acciones no fue por impulso del banco

En tan solo nueve horas Ángel Ron, expresidente de Popular, fue capaz de responder a todas las preguntas del juez instructor de la causa penal que investiga la caída del banco y dar explicaciones sobre su gestión al frente de la entidad, que se alargó más de una década. Entre otras cuestiones, fue interrogado por la presunta financiación a la compra de acciones efectuada por el banco a clientes para que acudieran a la ampliación de capital lanzada en mayo de 2016, sobre la que Ron reconoció que podría haber tenido lugar en el caso de algún cliente, pero nunca por impulso del banco.


Ron quiso “negar la mayor” en relación con la financiación de acciones en su declaración ante el juez, si bien el magistrado y el fiscal del caso le mostraron documentos en los que directivos reconocían que esa financiación había existido, según explican fuentes jurídicas presentes en la declaración. Ante esta situación, Ron seguía defendiendo su postura, pero reconocía que, si esta financiación tuvo lugar en el caso de algún cliente, no fue por instrucción del banco.

La clave de esta cuestión se encuentra en que el banco pudo cometer una infracción contable con esta financiación de acciones que Ron niega que tuviera lugar. El banco, presuntamente, dio créditos a clientes para que compraran esos títulos y no dedujo la financiación de recursos propios. Pese a las afirmaciones del expresidente de Popular, el propio banco reconoció que esta práctica había tenido lugar en el hecho relevante que informaba de la reexpresión de las cuentas de 2016, enviado a la CNMV el 3 de abril de 2017, ya con Ron fuera del banco.

La declaración de Ron era de las más esperadas después de que durante el mes de octubre desfilaran ante el magistrado José Luis Calama Emilio Saracho, su sucesor en la presidencia del banco; Roberto Higuera, exvicepresidente y Francisco Gómez, ex consejero delegado.

Precisamente, este último nombre fue sobre el que cargó Saracho durante su declaración la responsabilidad de dar la orden de financiar a los clientes las compras de acciones de la ampliación de capital.

Gómez fue consejero delegado de Popular entre 2013 y 2016 y fue defenestrado por el banco precisamente después de que se completara la ampliación de capital. Ante el juez, el ex número dos de Ron acusó al expresidente de echarle sin avisarle de lo que iba a pasar.

UN MISMO GUION

Tanto Ron como Gómez e Higuera, su antigua guardia, han seguido al pie de la letra su guion en sus declaraciones ante el juez. Los tres han defendido a capa y espada la gestión de Popular antes de la entrada de Saracho y han criticado alguna de las medidas tomadas durante el último mandato, especialmente la publicación de la reexpresión de las cuentas el 3 de abril de 2017, el mismo día que se anunció la salida del consejero delegado de Popular Pedro Larena. El conocimiento público de ambas noticias impulsó a la baja el precio de la acción de Popular, ya entonces bastante perjudicada.

Sin embargo, el más beligerante con la gestión de Saracho fue, precisamente, Ron. El expresidente de Popular repitió ante el juez el esquema seguido durante su comparecencia en el Congreso en el verano de 2018 y acusó a su sucesor de llegar a la presidencia de Popular aupado por el entonces consejero y accionista Antonio del Valle y la también consejera Reyes Calderón con la única intención de vender el banco.

El interrogatorio a Ron del jueves fue más lento que el anterior y muy centrado en temas técnicos, según las mismas fuentes, que explican que en la segunda sesión, reservada para el fiscal y su defensa, el juez siguió preguntando y se centró en la ampliación de capital de 2016.