Logo Bolsamania

Noticias

02/12/2019 10:26:13

Persiste la contracción en el sector manufacturero de la zona euro

El periodo de contracción del sector manufacturero de la zona euro se extiende ya a diez meses tras continuar así en noviembre. Esto, pese a que el índice PMI, publicado este lunes, muestra una mejora hasta el nivel más alto de los últimos tres meses. Mientras, las pérdidas de empleo se mantienen a pesar de un aumento en la confianza empresarial.


El índice, elaborado por la consultora Markit, subió hasta el nivel 46,9 en noviembre, en comparación con 45,9 registrado en octubre, y se situó por encima de la lectura precedente de 46,6. Si bien relativamente esta fue una mejora, el índice PMI se mantuvo muy por debajo del nivel de ausencia de cambios de 50.

Por grupos de mercado, tanto el sector de bienes intermedios como el de bienes de capital permanecieron dentro del territorio de contracción en noviembre, aunque el ritmo de declive de ambos sectores fue más débil. Las condiciones operativas para los productores de bienes de consumo se mantuvieron sin cambios en comparación con octubre.

Teniendo en cuenta las diferencias entre los países, de los ocho cubiertos por el estudio, solo Grecia y Francia registraron una expansión económica en el sector industrial frente al mes anterior en noviembre. Alemania se mantuvo a la cola de la tabla de clasificación, a pesar de registrar su mejor lectura del PMI en cinco meses. Austria y España les siguieron con los próximos peores resultados, pero de manera similar señalaron ritmos de contracción más débiles, mientras que Italia indicó su lectura más baja del PMI en ocho meses. Se observaron contracciones marginales en Irlanda y los Países Bajos, aunque este último país registró su primera contracción desde junio de 2013.

Respecto a la zona euro en su conjunto, nuevamente se registraron descensos de la producción y de los nuevos pedidos. No obstante, el ritmo de contracción de la producción fue el más lento de tres meses, mientras que los nuevos pedidos registraron su caída más lenta desde junio pasado. Sin embargo, el declive de los nuevos pedidos en noviembre prolongó un periodo de contracción que comenzó en octubre de 2018. Se observó una tendencia similar para los nuevos pedidos de exportaciones, que también disminuyeron por decimocuarto mes consecutivo, pero al ritmo más débil desde junio pasado.

"Quizás lo más prometedor es la marcada recuperación del sentimiento empresarial, particularmente en Alemania"

El ritmo de contracción, a pesar de ralentizarse hasta el más lento desde febrero pasado, se mantuvo marcado y ayudó a explicar una nueva reducción en el número de empleados por séptimo mes consecutivo. Las pérdidas de empleo más notables de nuevo se produjeron en Alemania y Austria. Por el contrario, el empleo creció en Francia, Grecia y los Países Bajos.

Por último, se registró una mejora importante en la confianza empresarial, que alcanzó su máxima de cinco meses en noviembre, ya que las expectativas continuaron recuperándose desde mínimos de casi siete años registrados en agosto pasado. Todos los países cubiertos por el estudio indicaron un cierto optimismo de que la producción sea mayor en el plazo de doce meses frente a los niveles actuales, aunque en diversos grados.

En Markit señalan que "una nueva fuerte caída de la producción manufacturera en noviembre indicó que el sector industrial probablemente haya actuado de nuevo como un lastre importante en la economía de la zona euro en el último trimestre de 2019. Los datos de la encuesta para el cuarto trimestre hasta la fecha indican una caída de la producción industrial a una tasa trimestral superior al 1%".

Creen que, pese al fuerte ritmo de contracción, el sector manufacturero "muestra algunas señales alentadoras que estimularán la especulación de que lo peor ha pasado para los productores de la zona euro, salvo que se produzcan nuevos contratiempos, especialmente en relación con el Brexit y las guerras comerciales. En particular, el ritmo de declive de las ventas de exportación en noviembre se ralentizó aún más del récord reciente de julio pasado, lo que ayudó a impulsar otros indicadores, como la producción, el empleo, las carteras de pedidos y las compras, al alza frente a sus mínimas registradas recientemente".

"Quizás lo más prometedor es la marcada recuperación del sentimiento empresarial, particularmente en Alemania", y añaden que, "el renovado optimismo de los productores en parte refleja una menor preocupación sobre las guerras comerciales".