Logo Bolsamania

Noticias

26/11/2019 12:30:01

Orange Bank permitirá a sus clientes sacar dinero de los antiguos cajeros del Popular

Orange Bank ha visto por fin la luz en España. La entidad ya está disponible para los clientes de la teleco y el resto de usuarios podrán unirse dentro de algunos meses que la entidad no ha concretado aún. Por el momento, el nuevo banco ha lanzado una cuenta corriente y una de ahorro y permite sacar efectivo gratis de cualquier cajero tres veces al mes. A partir de la cuarta retirada, deberá pagar el importe que le exija la entidad dueña del cajero, salvo si es de Euro Automatic Cash -los antiguos cajeros del Banco Popular situados fuera de sus oficinas, en centros comerciales y lugares públicos-, que le ofrecerá una rebaja.


Para ello, Orange Bank ha llegado a un acuerdo con esta firma, antigua dueña de los cajeros de Popular que ahora opera bajo la propiedad de la francesa Crédit Mutuel y de Santander, ambas con un 50% del capital. La medida supone una ventaja para el cliente, teniendo en cuenta que las tres primeras retiradas de efectivo en cualquier cajero son gratuitas (es decir, el banco asume el coste que el dueño del cajero tendría que cobrar al cliente), pero a partir de la cuarta el usuario deberá asumir el coste. La red de Euro Automatic Cash cuenta con unos 1.700 cajeros y el banco estudia alcanzar nuevos acuerdos con otras redes.

Euro Automatic Cash nació como una joint venture entre Popular y Crédit Mutuel para gestionar los cajeros de la primera en España, pero, tras su absorción por parte de Santander, dejó de gestionar los antiguos cajeros de Popular. Con todo, la empresa sigue siendo propiedad de Santander al 50% como herencia de los acuerdos firmados por Popular.

Orange Bank se ha lanzado ya en España, pero por el momento solamente ofrecerá servicios a los clientes de la teleco. Y, más concretamente, solo a los de la operadora Orange, pues de momento los de otras marcas del grupo, como Jazztel, no tendrán acceso. A todos los públicos llegará en unos meses, aunque desde la nueva entidad no explican cuándo.

CINCO AÑOS PARA SER RENTABLE

El banco se da cinco años para ser rentable en España, algo que aún no ha conseguido en Francia, donde se lanzó hace dos años tras la adquisición del 65% de Groupama Banque y su transformación en Orange Bank.

El objetivo de la entidad es alcanzar el millón de clientes dentro de diez años (la teleco tiene 20 millones en España), basándose en la experiencia de Orange Bank en Francia. En el país vecino cuenta ya con 350.000 clientes, de los que la mayoría son usuarios también de la marca de teleco Orange y solo 150.000 son captados de fuera. Y eso que en Francia ya ofrece más productos típicamente bancarios, como las hipotecas.

SER EL OTRO BANCO

Por el momento, la entidad propiedad de la teleco quiere competir con entidades como ING o EVO Banco, también nativas digitales, y por el momento no permite la domiciliación de nóminas, aunque cuenta con un IBAN español y con ficha bancaria en este país. Esta opción estará disponible en los próximos meses, según Narciso Perales, director general de Orange Bank España, al igual que las transferencias entre clientes a través de Bizum. Así, por el momento se conforma con ser un banco secundario de sus clientes.

Hasta que vaya ampliando su catálogo, la firma quiere retar a la banca y a la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) estrenándose con una cuenta ahorro remunerada al 1% TAE para los primeros 20.000 euros, la rentabilidad más alta del mercado para productos de este tipo que solamente iguala MyInvestor, aunque en su caso solo da este interés para saldos hasta 15.000 euros.

No se trata de una promoción, sino de una estrategia de captación de clientes, según explica Perales, que se incorporó a Orange Bank en enero de 2018 para lanzar el proyecto tras doce años en Bankinter.

El banco planta cara así al complicado escenario de rentabilidad de los bancos españoles, algunos de los cuales se han visto obligados a dar marcha atrás a los altos intereses ofrecidos, como Santander o ING, por la política de tipos bajos.

¿Cómo lo conseguirá? Según Perales, la capacidad de dar unos intereses con los que la banca no puede ya ni soñar vendrá de que el grupo Orange, al ser una operadora de telecomunicaciones, tiene una “estructura de costes y de balance radicalmente distinta” a la de un banco tradicional. “Si quieres captar a tus clientes debes decidir dónde haces tu apuesta”, añadía en la presentación de la entidad.

La cuenta se promociona con otra corriente y ninguna de las dos tienen comisiones. Incluyen una tarjeta de débito Mastercard, con la que se podrá sacar dinero gratis de cualquier cajero de España y la zona euro tres veces al mes.

Además, la entidad se lanzará al crédito al consumo, pero, por el momento, no se plantea ofrecer hipotecas ni otro tipo de productos, como un broker, como ya adelantó Bolsamanía. En caso de problemas, el respaldo lo aporta el fondo de garantía de depósitos francés, que cubre, como el español, depósitos de hasta 100.000 euros.