Noticias

04/12/2019 12:16:42

Enésimo giro sobre China y EEUU: los últimos rumores vuelven a hablar de acercamiento

Las bolsas están subiendo este miércoles ante los "informes" que apuntan a un acercamiento entre EEUU y China. Después de que ayer dominaran las caídas tras las declaraciones de Donald Trump -quien dijo que a lo mejor era preferible esperar hasta después de las elecciones de noviembre del año que viene para llegar a un pacto-, este miércoles se especula con que ambas partes han llegado a un acuerdo sobre los aranceles que reducirían de cara a un acuerdo comercial de primera fase, lo que vuelve a acercar la posibilidad de este pacto.


"El impacto de estas últimas especulaciones también se puede sentir en la renta fija, con el aumento del rendimiento de los bonos y el descenso de activos refugio, como el oro. El comportamiento reciente de los precios sigue evidenciando hasta qué punto son sensibles los mercados a cualquier noticia relacionada con las negociaciones comerciales. Esto probablemente seguirá siendo así hasta la fecha límite del 15 de diciembre, en la que se fijarán tarifas adicionales sobre China en caso de no llegar a un acuerdo", señala David Cheetham, responsable de análisis de XTB.

Si no se alcanza un acuerdo de primera fase antes del 15 de diciembre, EEUU volvería a incrementar los aranceles sobre productos chinos ese día. Esto tensionaría las relaciones entre las partes y convertiría la guerra comercial en uno de los principales problemas para los mercados también durante 2020. Frente a la aparente voluntad de Trump de llegar a un pacto antes del día 15, sobre lo que tanto se está especulando, están los expertos que señalan que al presidente estadounidense le conviene, desde un punto de vista electoral, mantener vivo con conflicto.

La mejora reciente de los datos macro podrían dar a Trump margen para mantener la presión sobre China. Sin embargo, algunos expertos señalan que esta nueva subida de aranceles al gigante asiático perjudicaría también a la economía estadounidense y que el presidente realmente no quiere llevarla a cabo.