Noticias

07/11/2019 09:51:10

El mercado tiene pocas esperanzas en las elecciones: "El 10N no resolverá nada"

"El 10N no resolverá nada". Así de pesimistas se han mostrado los analistas de Berenberg, que creen que España se encamina hacia "otro punto muerto" porque las encuestas no desvelan un gran cambio en el panorama político, sino más bien todo lo contrario: el Congreso de los Diputados seguirá igual de fragmentado tras las elecciones y los partidos tendrán que llegar a acuerdos para gobernar, lo que hasta ahora ha sido imposible.


"Para formar un Gobierno con mayoría en el Parlamento, algunos de los partidos tendrán que cooperar con socios a los que actualmente rechazan", dicen los expertos de la firma de análisis alemana en su último informe, en el que dan un repaso a la cita en las urnas que se celebra este domingo. Se refieren al PSOE de Pedro Sánchez y a Unidas Podemos, que lidera Pablo Iglesias, que fueron incapaces de llegar a un acuerdo que permitiese desbloquear la situación tras las últimas elecciones.

Por ello, remarca Berenberg, "salvo sorpresa, las elecciones españolas pueden no resolver nada". Es más, los expertos de esta firma recuerdan que ni izquierda ni derecha tienen, a día de hoy, suficientes apoyos para gobernar, por lo que pueden verse en "apuros" si los resultados de las elecciones son los que vaticinan la mayoría de las encuestas. "El PSOE puede esperar un resultado similar o ligeramente inferior al del 28 de abril", pero "incluso si los socialistas forman una coalición con Podemos, cosa que Sánchez se ha negado a hacer hasta ahora, los dos partidos podrían quedarse cortos en cuanto a mayoría de escaños", lo que significaría que necesitarían a otras formaciones para lograr la investidura.

Y lo mismo ocurre "al otro lado del espectro político". Una posible coalición de centro-derecha "también está en apuros" porque el conflicto catalán "ha servido para fortalecer a Vox y, en menor medida, al PP a expensas de Ciudadanos", de forma que ahora los tres partidos pueden lograr un 43%-44% del voto. "Lo más probable es que esto tampoco sea suficiente para lograr la mayoría necesaria para gobernar", vaticina Berenberg, que apunta que las elecciones "no pondrán fin al estancamiento político".

"Las cuartas elecciones en cuatro años -y las segundas en 2019- podrían tener el mismo resultado que las anteriores: un presidente sin mayoría en el Parlamento y una oposición demasiado desunida para formar un Gobierno alternativo estable". Y todo ello en medio de una situación que es cada vez más delicada para la economía española porque, como dice esta firma alemana, "el conflicto catalán en curso y la prolongada incertidumbre política", en concreto la falta de reformas, "han empezado a pesar sobre España".

CATALUÑA Y LA FALTA DE REFORMAS

De momento la economía resiste, y lo hace, apunta Berenberg, gracias a las reformas introducidas en su día por el anterior presidente, Mariano Rajoy. "El PIB español continúa creciendo a un ritmo muy superior a la media de la Eurozona, con una ganancia interanual del 2% en el tercer trimestre frente al 1% del resto de la zona euro", pero no por ello hay que lanzar las campanas al vuelo. Más bien todo lo contrario. "España podrá seguir por encima durante un tiempo, incluso sin un Gobierno que pueda hacer las cosas bien", pero hay demasiados vientos en contra que harán que la situación termine por cambiar.

"La ventaja de crecimiento de España sobre la Eurozona se reducirá aún más en los próximos trimestres a menos que un nuevo Gobierno pueda finalmente desactivar el problema catalán y volver a la senda de las reformas a favor del crecimiento", insiste Berenberg, que, no obstante, ve "poco probable" que se cumplan ambas condiciones.