Logo Bolsamania

Noticias

13/02/2020 09:37:55

Mapfre salva su beneficio al cierre del año gracias a un "viento de cola fiscal"

Mapfre ganó al cierre de 2019 un 15% más que un año antes, y eso que los resultados publicados en el trimestre anterior no invitaban al optimismo. Tan solo tres meses antes, el beneficio acumulado caía un 12%, pero la aseguradora logró remontar en el último trimestre gracias a un “viento de cola fiscal”.


La aseguradora ha dado un gran salto del tercer al cuarto trimestre. Al cierre de septiembre, Mapfre comunicó una caída del 12,5% en el beneficio neto acumulado del año. Además, a mediados de diciembre informaba de que el impacto de los tifones Faxai y Hagibis ocurridos en otoño en Japón iban a notarse en sus cuentas como un golpe al beneficio atribuido de entre 130 y 140 millones de euros.

Con todo, el resultado antes de impuestos de Mapfre al cierre del ejercicio 2019 asciende a 1.279,2 millones de euros, lo que supone una caída de casi el 4% respecto al año anterior. Sin embargo, tras pagar impuestos, el beneficio respecto al último ejercicio aumenta un 15,2%, al pasar de 528,9 millones en 2018 a 609,2 millones en 2019.

¿Qué ha pasado en el último trimestre? Fernando Mata, director financiero de Mapfre, explicaba durante la presentación de resultados de la aseguradora que el empuje que ha experimentado el beneficio tiene varios orígenes, principalmente un “viento de cola” fiscal derivado de una normativa diseñada para evitar la doble imposición que ya no se encuentra en vigor.

De acuerdo con Mata, la aseguradora detectó en 2017 una doble tributación sobre los beneficios de algunas filiales de Mapfre Vida que decidió corregir, para lo cual primero necesitó informes favorables de otra entidad que lo avalaran. Así fue. El proceso lleva un tiempo, por lo que no ha sido hasta el ejercicio 2019 cuando la aseguradora ha contabilizado esa corrección, que ha resultado en un impacto positivo.

Hace dos años, además, comenzó una inspección fiscal en la aseguradora que se cerrará en las próximas semanas y de la que se desprenderán “estas deducciones fiscales, que dan origen a un ingreso, y otros pasivos fiscales, que han originado un gasto”, de acuerdo con el director financiero, que cuantifica el efecto neto de estos dos aspectos en más de 20 millones de euros.

“Si hubiéramos sido más agresivos lo habríamos reconocido en el pasado, en su año de ocurrencia, pero hemos esperado a tener absoluta certeza”, añadía Mata. Según sus palabras, “de lo que se trata es de evitar esa doble fiscalidad por un hecho económico único”, pues una doble imposición implica una “asimetría fiscal”.

BUEN DESEMPEÑO BURSÁTIL

En su opinión, otros aspectos también han llevado al banco a mejorar considerablemente su beneficio en el cuarto trimestre. Una inyección positiva ha sido el hecho de que Mapfre se ha alejado del Ibex 35 y se ha acercado al EuroStoxx, que ha tenido un desempeño mucho más positivo.

“Los que estamos en bolsa tenemos un dicho: ‘Cuando llueva oro saca un cubo, no un dedal’. Afortunadamente, con la buena gestión que ha hecho nuestro equipo hemos tenido menos peso en el Ibex 35 y más en Estados Unidos y el EuroStoxx. Se ha producido un rally que nos ha pillado con el cubo, no con el dedal, no hemos deshecho posiciones cuando la gente estaba nerviosa”, explicaba Mata.

Este desempeño ha provocado “un importe muy relevante en plusvalías” tanto en Mapfre España como en Mapfre RE, lo que ha permitido a la aseguradora compensar en parte el aumento de la siniestralidad que le generó un millonario deterioro.

Por otra parte, la venta de dos inmuebles en Bruselas y Brasil han generado a la firma unos 15 millones de euros en plusvalías después de impuestos. Y los extraordinarios, sobre todo en el sector de los seguros, ocurren para bien y para mal: “No ha nevado en Massachusetts, pero hemos tenido la DANA”.