Logo Bolsamania

Noticias

09/01/2020 18:10:03

Fuertes caídas en Marks & Spencer: las ventas débiles de ropa y regalos lastran su negocio

El minorista de moda y alimentos de Reino Unido, Marks & Spencer, registró en su tercer trimestre fiscal un descenso en los ingresos del 0,6% debido, principalmente, a las débiles ventas de ropa de hombre y regalos durante la época de Navidad. Sus acciones se han dejado un 11,07% en la sesión de este jueves.


La compañía, que ha estado tratando de cambiar su negocio durante la última década, asegura que "el negocio de alimentos continuó superando al mercado y la ropa y el hogar tuvieron un buen comienzo en el trimestre, aunque esto fue seguido por un entorno comercial desafiante antes de Navidad".

Así lo explica su presidente ejecutivo, Steve Rowe, en un comunicado en el que se añade que las expectativas para el año fiscal que finaliza en marzo se mantienen sin cambios, aunque se pronostica que sus márgenes brutos estarán alrededor del extremo inferior de la guía, en gran medida compensados ​​por un programa de reducción de costes.

En concreto, solo en Reino Unido, los ingresos aumentaron un 0,2% en el trimestre finalizado el 28 de diciembre, hasta alcanzar los 2.770 millones de libras. Los ingresos por las ventas de alimentos crecieron un 1,5%, mientras que en el segmento de ropa y hogar cayeron un 3,7%.

Marks & Spencer inició su último plan de transformación poco después de que el veterano minorista Archie Norman se convirtiera en presidente en 2017 para trabajar junto a Rowe, quien ha estado con la compañía durante 30 años y se convirtió en su jefe en 2016. "A medida que avanzamos a un ritmo de cambio más rápido, los problemas únicos decepcionantes, en particular la cadena de suministro en el negocio de alimentos, la forma de comprar ropa de hombre y el rendimiento en nuestras categorías de regalos nos impidieron ofrecer un resultado más sólido", dijo Rowe.

Así, los datos confirman los temores de que los minoristas de Reino Unido sufrirían durante la Navidad en un entorno cada vez más difícil, marcado por una intensa presión promocional y agobiado por la agitación política. "La competencia en el espacio de ropa y hogar está en un punto álgido, y es una batalla que Marks & Spencer no está ganando", consideran los analistas de Hargreaves Lansdown.