Noticias

08/11/2019 11:56:52

Juncker, convencido de que Trump no impondrá aranceles a los coches de la UE

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, está convencido de que el presidente estadounidense, Donald Trump, no impondrá nuevos aranceles a los vehículos europeos. EEUU tiene hasta el 14 de noviembre para decidir si aplica nuevas tarifas de hasta el 25% a los coches de la UE, pero el luxemburgués lo descarta por completo.


"Trump va a hacer algunas críticas, pero no habrá tarifas a los automóviles", ha dicho Juncker al periódico alemán Sueddeutsche Zeitung, según recoge Reuters. Tal es es convencimiento del presidente de la Comisión, que ha insistido en que el republicano "no lo hará". "Estás hablando con un hombre completamente informado", ha remarcado.

La decisión, que Trump debe adoptar en los próximos días, ya se retrasó una vez por un periodo de seis meses, y los expertos en comercio dicen que ahora podría volver a ocurrir lo mismo. Y eso que el estadounidense no ha dejado de tensar la relación comercial con la UE desde su llegada a la Casa Blanca. Primero, dando carpetazo a las negociaciones con Europa para sellar un acuerdo comercial que la anterior Administración había iniciado.

Y después, anunciando una batería de aranceles contra productos europeos. La misma estrategia que ha seguido con China, potencia con la que está cerca de firmar el acuerdo. En lo que respecta a la UE, Trump ha anunciado aranceles al acero y aluminio, que hizo que Europa tomase represalias con impuestos sobre 2.800 millones de euros de bienes estadounidenses.

Ahora queda saber qué pasará con los anunciados aranceles a los vehículos europeos. El presidente de la Comisión Europea cree que Trump no seguirá adelante con ello pese a las palabras del dirigente de EEUU, que ha llegado incluso a decir que las importaciones estadounidenses de coches europeos representan una amenaza para la seguridad nacional.

RESPALDO DE LA OMC

En octubre EEUU anunció aranceles sobre 7.500 millones de dólares de bienes europeos, en represalia por las ayudas de la UE a Airbus, que según Trump habían puesto en una situación de desventaja a compañías estadounidenses como Boeing. Esta decisión fue respaldada por Organización Mundial del Comercio (OMC), de forma que se convirtió en la mayor represalia arancelaria autorizada por el organismo internacional. Bruselas ya ha dicho que habrá contestación.