Logo Bolsamania

Noticias

12/01/2020 06:00:00

El inversor da la espalda a la banca en bolsa pero se lanza a por 5.000 millones en deuda

Los inversores no confían en el presente de los bancos españoles en bolsa, pero sí en su futuro fuera de ella. Desde que comenzó el año, las principales entidades han perdido valor en el parqué, si bien en solamente tres días han conseguido colocar más de 5.000 millones de euros en deuda… y con mucha sobredemanda. Los bancos se han animado a aprovechar una ventana de mercado, evitando así momentos más conflictivos que llegarán este año por las tensiones geopolíticas y aprovechando el apetito por las emisiones habitual a principios de año.


Los bancos españoles empezaron el año muy optimistas en bolsa, pero sus ganancias se han ido desinflando con el paso de los días. A día de hoy, solamente BBVA, el banco del Ibex 35 con mejor comportamiento en 2019, consigue arañar una pequeña revalorización a 2020 (+0,28%), mientras que el resto de entidades se han devaluado desde que comenzó el año, especialmente Sabadell (-1,8%), Bankinter (-1,7%) y Bankia (-4,8%).

Este rechazo por parte de los inversores en bolsa contrasta con el fuerte apetito que muestran a la hora de hacerse con instrumentos de deuda. En solo tres días, BBVA, CaixaBank, Santander y Sabadell han conseguido colocar 5.050 millones de euros en deuda de distintos tipos, con una sobredemanda considerable. De hecho, el pasado miércoles se marcó el récord histórico de emisiones en un solo día en el mercado del euro.

Los bancos, a la hora de colocar instrumentos de deuda, siempre esperan a los mejores momentos del mercado, es decir, en los que haya menos volatilidad, para poder lograr un precio competitivo.

Este inicio de año lo es, habida cuenta de las tensiones geopolíticas que harán a los inversores ser más cautos en otros momentos de este año, empezando por el Brexit, que tendrá lugar en tan solo tres semanas, y terminando por las elecciones a la presidencia de Estados Unidos, que se celebrarán en noviembre, en las que Donald Trump pretende revalidar su mandato. Estos acontecimientos podrían provocar que a lo largo del año las oportunidades de colocar a buen precio se reduzcan.

El encargado de estrenar el año fue BBVA, que lo hizo con una emisión de 1.250 millones en senior no preferente a siete años. En este caso, la demanda duplicó la oferta, lo que permitió al banco abaratar el precio en 20 puntos básicos. El banco repitió la operación unos días después, cuando logró una demanda superior en cuatro veces al colocar 1.000 millones en deuda subordinada con vencimiento en diez años y una opción de amortización anticipada dentro de cinco. De nuevo, el banco logró rebajar el precio inicial en casi 30 puntos básicos.

CaixaBank hizo lo propio con 1.000 millones en deuda senior preferente, una emisión que recibió una demanda por más del doble que fue clave para rebajar el precio de la misma en 22 puntos básicos.

Pero si un banco español se llevó la palma fue Santander. El banco logró una demanda siete veces superior a la oferta (récord español en una emisión de este tipo e importe) cuando puso en el mercado una emisión de CoCos, como se conoce en el argot financiero a las participaciones contingentemente convertibles en acciones, de unos 1.500 millones. Esta colocación servirá al banco para amortizar la del mismo importe que lanzó en 2014 y que decidió cancelar.

Por último, Sabadell emitió 300 millones en deuda subordinada también esta semana, logran rebajar el precio en 100 puntos básicos gracias a una demanda casi ocho veces superior a la oferta.