Logo Bolsamania

Noticias

24/02/2020 10:12:40

La gran banca endurece la concesión de crédito y logra una mora por debajo del 5%

La banca española se está volviendo más exigente a la hora de conceder créditos. Los bancos están siendo más reflexivos con el análisis de riesgos para evitar entrar en problemas si se produce un repunte de la morosidad teniendo en cuenta el estrechamiento de márgenes que han sufrido en los últimos meses, según informan a Bolsamanía fuentes financieras.


Las mismas fuentes explican que esta mayor cautela viene de los bajos márgenes que registran las entidades desde los últimos meses como consecuencia de la política monetaria acomodaticia del Banco Central Europeo (BCE), que no les permiten hacer frente a un hipotético aumento de la morosidad. “Con estos márgenes, no se cubre el riesgo si sube la mora”, explican estas mismas fuentes.

Otras fuentes financieras añaden que no es que los bancos estén cortando el grifo del crédito, sino que los tipos a los que se conceden los préstamos se revisan cada mes para decidir si procede subirlos o bajarlos. Se trata de una tendencia generalizada entre las entidades.

El propio Banco de España recogía hace algunas semanas las respuestas de las entidades españolas a su Encuesta sobre Préstamos Bancarios, que en conjunto destacaban como principal impacto sobre su política crediticia que en el último semestre del pasado año “la evolución del nivel de morosidad", que habría "favorecido un endurecimiento de los criterios de concesión de préstamos en el segmento de préstamos para consumo y otros fines”, una circunstancia derivada de un aumento en la percepción de riesgos y una menor tolerancia a estos por parte de los bancos.

En parte gracias a esta política de arriesgarse menos y medir mejor la concesión de crédito, los bancos españoles lograron situar en 2019 su mora por debajo del 5%. Concretamente, la colocaron en el 4,4%, por debajo del 5,4% registrado al cierre de 2018. La entidad con menor morosidad al cierre del pasado ejercicio fue Bankinter, con un 2,51%, seguido por Liberbank (3,3%) y CaixaBank (3,6%).

QUE LA POLÍTICA DEL BCE LLEGUE A LA SOCIEDAD

Con todo, el principal agente que constriñe los márgenes de la banca son los tipos bajos. Ana Botín, presidenta de Santander, además, criticó durante su último encuentro con la prensa que la política monetaria del BCE, tal y como se plantea en estos momentos, no está llegando a los clientes, que se supone que es el objetivo del supervisor. En su opinión, “no está pasando” que los tipos bajos deriven en una mayor demanda de crédito, al tiempo que “los ahorradores sienten que ahorran menos y es más difícil que puedan invertir en bolsa”.

Por eso, consideró una buena noticia que el BCE, ahora con Christine Lagarde al frente, haya anunciado que revisará sus políticas. “La política monetaria se someterá a una revisión estratégica que comenzará en el futuro cercano", apuntó en su primer discurso al frente del BCE.