Logo Bolsamania

Noticias

21/02/2020 22:42:29

Goldman Sachs alerta de una fuerte corrección en bolsa por el coronavirus

Las principales bolsas mundiales están registrando importantes subidas en las últimas semanas. Sin ir más lejos, el Ibex ha llegado a alcanzar los 10.000 puntos, niveles que no se veían desde mayo de 2018. Todo hace pensar que los mercados le han quitado el miedo al coronavirus. Hay quien ve en esta complacencia el mayor de los riesgos.


Así lo ha señalado Peter Oppenheimer, jefe de capital global de Goldman Sachs, quien asegura que "el impacto del coronavirus puede subestimarse debido a los precios actuales de las acciones". El experto va más allá y se afirma que "los riesgos de una corrección son altos".

Si se analiza el comportamiento de la bolsa tras la crisis del SARS en 2003 los datos llaman a la calma. Un mes después de declararse la epidemia el Ibex había avanzado un 10,54% y el S&P 500 lo hizo un 14,59%. Sin embargo, la situación actual tiene bastantes diferencias con la que había hace 17 años.

La economía actual China es "seis veces más grande ahora que antes", con el turismo chino representando el 0,4% del PIB mundial los días de trabajo perdidos en China equivalen a un descanso no planificado de dos meses para todo Estados Unidos, señala el experto.

Aunque en los mercados no se esté dando una situación tan catastrófica como en un primer momento se podía pensar, a nivel empresarial están empezándose a notar las consecuencias. Una de las últimas perjudicadas ha sido Apple. La tecnológica ha lanzado a principios de semana un profit warning sobre sus resultados como consecuencia del impacto del brote de coronavirus en la producción de sus teléfonos y en la demanda de sus productos en China.

Para Saxo Bank la reducción de beneficios de Apple es tan solo "la punta del iceberg". De esta forma se confirmaría así lo que muchos piensan pero pocos dicen, o la situación mejora o en los próximos meses se va a producir una oleada de profit warnings.

En el caso de la que la situación económica se agrave en el futuro, la pelota estaría en menos de los bancos centrales, en concreto del BCE y la Fed. Ambos organismos han demostrado que están dispuestos a actuar para sostener la economía y los mercados si es necesario.