Logo Bolsamania

Noticias

11/02/2020 17:19:07

El Gobierno relaja el objetivo de déficit del 1,1% al 1,8% en 2020 con permiso de Bruselas

El Gobierno podrá gastar en 2020 8.700 millones de euros más tras haber relajado, con permiso de Bruselas, el objetivo de déficit del 1,1% previsto anteriormente al 1,8% establecido ahora, y que será el que se tome como referencia para la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para este año.


La ministra de Hacienda y portavoz del Ejecutivo central, María Jesús Montero, ha explicado la nueva senda de estabilidad aprobada por el gabinete de Pedro Sánchez en el Consejo de Ministros en una rueda de prensa en la que también ha comparecido la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, que ha anunciado una rebaja en las previsiones de crecimiento de dos décimas para este 2020, de forma que ahora el Gobierno estima que el PIB crecerá un 1,6%.

En lo que respecta al déficit, Montero ha señalado que el objetivo para este año será del 1,8%, una décima más de lo apuntado hasta ahora por el Gobierno. Según el cuadro presentado por la ministra, para 2021 el déficit apenas se reducirá en tres décimas, hasta el 1,5%, lo que está muy lejos de las cifras que recogía la senda de estabilidad presupuestaria aprobada en su día por el Ejecutivo de Mariano Rajoy, que es la que estaba vigente ante la prórroga presupuestaria.

Según Montero, la corrección del déficit y de la deuda "es una condición necesaria", aunque también hay que ofrecer una imagen de credibilidad, y "sabemos que la credibilidad pasa por establecer objetivos realistas y no vender humo". En sus palabras, la senda de estabilidad vigente, aprobada por el gabinete de Rajoy, "carece del principio de vigencia" y "no es realista" con los tiempos actuales.

"Un mes después de la formación de Gobierno, aprobamos una senda para garantizar que se sigue reduciendo el déficit y la deuda y que eso no daña ni el crecimiento ni la creación de empleo", ha insistido la ministra de Hacienda, remarcando que todas las cifras estimadas para la elaboración de los Presupuestos, que el Ejecutivo quiere tener aprobados para verano, están "alineadas con los objetivos de la UE".

El Ejecutivo estima que el déficit se vaya reduciendo paulatinamente en los próximos años, aunque a un ritmo más lento. Pasará a ser del 1,2% del PIB en 2022 y bajará del 1% en 2023. Concretamente, para ese año el Gobierno se ha impuesto un objetivo del 0,9%. "Estamos ante una nueva realidad económica" y lo que toca ahora es "impedir que unos objetivos de déficit demasiado ajustados, unos deberes demasiado duros, lastren nuestro crecimiento", ha remarcado Montero.

Los nuevos objetivos de déficit del Gobierno responden a la "adaptación a un nuevo entorno económico", y dejan más margen tanto a las comunidades autónomas como a la Seguridad Social. "Tendrán una pendiente más suave que la que se autoimpone la Administración central, que será la que haga el mayor esfuerzo, este y los siguientes años", según la portavoz.

deficit cmin 2020

OBJETIVOS DE DEUDA

Además, el Gobierno se ha marcado como objetivo seguir reduciendo la ratio de la deuda pública sobre el PIB, que en 2019 acabó cerca del 95,9%. Para este año se estima una bajada hasta el 94,6%, mientras que al cierre de 2021 será del 93,4%. Según el cuadro facilitado por el objetivo, a cierre de 2022 la deuda estará en el 91,7% del PIB, mientras que para 2023 la previsión es que baje del 90%, hasta situarse en el 89,8%. Estos objetivos también suponen flexibilizar la senda marcada por el PP en los Presupuestos de 2018, ya que entonces se fijó un 92,4% para 2020 y un 89,1% para 2021.

Y en lo que respecta al techo de gasto, el gabinete de Pedro Sánchez lo ha elevado un 3,8% (frente al previsto en 2018, que el Ejecutivo fue incapaz de sacar adelante, lo que provocó el adelanto electoral) hasta los 127.609 millones de euros. Esto permitirá, según Montero, que España avance en la lucha contra la desigualdad y la pobreza, en la apuesta por la transición ecológica justa y permitirá mejorar el Estado de Bienestar.

"España no puede permitirse seguir con unas cuentas prorrogadas que lastran a todos los españoles"

"Confiamos en que el Congreso y el Senado den el visto bueno para avanzar en los Presupuestos de 2020" cuando se inicie el trámite parlamentario, porque "España no puede permitirse seguir con unas cuentas prorrogadas que lastran a todos los españoles", ha dicho Montero. Ha pedido que todos los partidos "estén a la altura de las circunstancias" para que el país "tenga el Presupuesto que se merece".

Las cifras presentadas por el Gobierno han suscitado las preguntas sobre el ajuste fiscal que habrá que acometer para poder sufragar todo el gasto extra que contemplarán los nuevos Presupuestos. La ministra Montero no ha querido detallar cómo serán las subidas de impuestos que se van plantear, ni la cuantía de las mismas, pero sí ha dicho que las medidas fiscales "se presentarán cuando podamos determinar los componentes y las fuentes de todos esos ingresos, y que forman parte del acuerdo programático del Gobierno, donde se marca la hoja de ruta". "Para nosotros la línea roja es que no se va a tocar la fiscalidad de la clase media y la clase trabajadora, porque tienen que recuperar poder adquisitivo y parte de los derechos que perdieron durante la crisis", ha concluido.