Logo Bolsamania

Noticias

12/02/2020 10:01:08

El exjefe de seguridad de BBVA contaba a FG y Ayuso los avances de Villarejo sobre Sacyr

Julio Corrochano, exresponsable de Seguridad de BBVA, despachaba con Francisco González, expresidente del banco, y con Javier Ayuso, ex director de comunicación, para transmitirles las averiguaciones de Grupo Cenyt, la empresa de José Manuel Villarejo, relativas al intento de asalto de Sacyr al consejo de administración del banco. O, al menos, eso es lo que le contó a los investigadores encargados de realizar la auditoría forensic sobre las contrataciones del banco a la firma del excomisario de Policía en su declaración, que se efectuó por escrito tras solicitarlo el exdirectivo y que está recogida en el sumario del caso, al que ha tenido acceso Bolsamanía.


"Recibí instrucciones directas del presidente de BBVA, don Francisco González, para que contratara a una empresa especializada en soluciones de situaciones de crisis en empresas y me dijo que esto era de especial confidencialidad y que yo solo podría hablar de este tema con él mismo, con mi jefe directo, don Ángel Cano, director general de recursos humanos y sistemas, y con el director de comunicación del banco, don Javier Ayuso", contesta Corrochano a una de las preguntas de la batería enviada por los peritos para su declaración, concretamente en el apartado de la contratación de Grupo Cenyt para investigar el intento de asalto de Sacyr.

Más adelante, el exdirectivo de BBVA vuelve a citar a Ayuso como "la persona encargada de coordinar toda la información" y le acusa de ser el responsable de trasladar directamente a Villarejo el encargo: "Una vez contacté con la empresa presenté al referido coordinador, señor Ayuso, en su propio despacho a los señores [Rafael] Redondo y Villarejo, siendo el coordinador, señor Ayuso, quien personalmente les trasladó a ambos lo que el banco demandaba".

"Reportaba al señor Ayuso cumpliendo las órdenes del propio presidente del banco. A veces al propio presidente", agrega después. Siempre según la versión de Corrochano, la transmisión de información a Ayuso se hacía verbalmente y el exdirectivo no recuerda si mostró los informes de Grupo Cenyt al ex director de comunicación del banco.

En sus declaraciones en sede judicial como testigo en el caso de Ayuso y como imputado en el de González, ambos negaron rotundamente tener algo que ver con la contratación de Grupo Cenyt. "Fue una gestión directa del jefe de seguridad [Julio Corrochano], que lo gestionaba directamente con Villarejo", apuntó el ex director de comunicación en una declaración en la que salió al rescate de González al afirmar que "en esa época probablemente nadie sabía quién era el comisario Villarejo". El expresidente de BBVA, por su parte, siempre ha defendido su inocencia.

Por otra parte, Corrochano explica que los informes de Grupo Cenyt se destruían "por razones de confidencialidad". "La decisión de su destrucción la tomé yo y yo fui quien los destruyó sin dejar copia, una vez leídos y trasladado su contenido a la dirección", añade.

NO HAY REGISTROS DE LAS ENTREVISTAS

La declaración de Corrochano en el marco de la investigación interna impulsada por BBVA y desarrollada por Garrigues y PwC es la única que conserva el banco, dado que fue la única que se hizo por escrito. Del resto no existen registros físicos, como reconoce en un escrito en el que da respuesta a uno de los requerimientos de información del juez incorporada al sumario, al que ha tenido acceso este medio.

"[Nuestros abogados externos] Nos han precisado que no se ha procedido a la grabación de las entrevistas, ni tampoco se ha levantado acta alguna de su contenido", explica la entidad al juzgado.

Esta cuestión cobra relevancia teniendo en cuenta que es la forma que tienen los investigadores de demostrar la información que recabaron en esas entrevistas. Como publicaba Bolsamanía hace unos días, BBVA despidió a Antonio Béjar, exdirectivo del banco y expresidente de Distrito Castellana Norte, tras constatar que se reunió con Villarejo en 2016.

Lo hizo durante su entrevista en el marco de la investigación interna, en la que él lo reconoció, según los peritos de la misma. Así se refleja en su carta de despido. Sin embargo, el propio Béjar, en un escrito remitido al banco como respuesta a las acusaciones de BBVA de que cometió "irregularidades" en relación con la contratación de Grupo Cenyt, niega haber mantenido encuentro alguno con Villarejo.

"En ningún momento, durante el tiempo que presté servicios en el banco, me he reunido con el señor Villarejo, cuya existencia y condición desconocía completamente, así como su participación accionarial en Cenyt", apuntaba Béjar. La comprobación de las afirmaciones de uno y otro no será posible, dado que no existen estos registros.