Logo Bolsamania

Noticias

04/12/2019 10:28:41

El estancamiento de los nuevos pedidos frena al sector privado de la zona euro

El sector servicios siguió siendo el principal impulsor del crecimiento en general en la euro zona en noviembre, a pesar de que su contribución positiva disminuyó levemente desde octubre. En contraste, la producción manufacturera volvió a disminuir, extendiendo el período actual de contracción a diez meses. El estancamiento de los nuevos pedidos limita el crecimiento económico del sector privado.


Según el índice PMI Compuesto de Actividad Total de la zona euro, elaborado por la consultora Markit y publicado este miércoles, continuó indicando un crecimiento leve en el sector privado, al situarse en 50,6, sin cambios con respecto de octubre y ligeramente por encima de la lectura precedente de 50,3. El índice se mantuvo entre los niveles más bajos de los últimos seis años y medio.

El lastre del sector industrial que está afectando a la actividad económica en general continuó atenuándose, ya que los productores de bienes indicaron la caída más lenta de la producción desde agosto pasado.

Los niveles de nuevos pedidos recibidos por las empresas del sector privado de la zona euro se mantuvieron sin cambios en noviembre, tras dos meses consecutivos de declive. La debilidad de la demanda de nuevo procedió de fuentes extranjeras, y los últimos datos indicaron que los nuevos pedidos para exportaciones disminuyeron por decimocuarto mes consecutivo. Aunque el ritmo de contracción se atenuó hasta su nivel más bajo desde junio pasado, se mantuvo marcado.

El número de dotación de personal ha aumentado ininterrumpidamente durante más de cinco años

Las empresas también informaron de un aumento de la capacidad a través de una nueva ronda de contratación. El número de dotación de personal ha aumentado ininterrumpidamente durante más de cinco años, y todos los países cubiertos por el estudio registraron un aumento del empleo desde octubre.

En cuanto a la confianza sobre el futuro, mejoró en noviembre hasta alcanzar su nivel más alto desde julio pasado, aunque se mantuvo muy por debajo de la media. Con la excepción de Italia, las expectativas aumentaron en toda la zona euro.

Por países, Francia siguió siendo el país con el mejor resultado en términos de crecimiento de la actividad total, seguido de cerca por Irlanda y España. En dichos países, los ritmos de crecimiento fueron sólidos y tanto para Irlanda como para España fueron más fuertes que los observados en octubre. Mientras tanto, Italia y Alemania registraron reducciones de la actividad total del sector privado en noviembre. Italia señaló la primera contracción en seis meses, mientras que Alemania indicó un declive por tercer mes consecutivo, aunque el de noviembre fue el más débil de esta secuencia.

SECTOR SERVICIOS

Por su parte, el índice PMI de Actividad Comercial del Sector Servicios de la eurozona registró una ligera bajada en noviembre, hasta 51,9 frente a 52,2 del mes anterior. La última lectura fue la segunda más baja registrada por la encuesta desde enero pasado, aunque todos los países cubiertos por el estudio señalaron cierta expansión de la actividad.

El modesto crecimiento económico del sector servicios fue debido a un aumento similarmente moderado del volumen de los nuevos pedidos. El incremento de los nuevos pedidos recibidos en el sector servicios continuó siendo afectado por las persistentes caídas de los nuevos pedidos procedentes del exterior.

La creación de empleo se mantuvo en noviembre a una tasa sólida, que fue la más rápida desde agosto pasado. Esto ayudó a explicar un nuevo aumento de los gastos operativos de las empresas, que se incrementaron a una tasa importante en noviembre. Por el contrario, las tarifas continuaron aumentando solo levemente.

De cara a los próximos doce meses, las empresas de servicios en balance se mostraron optimistas respecto de que la actividad aumentará frente a los niveles actuales. Las expectativas se situaron en su nivel más alto desde julio pasado, aunque se mantuvieron muy por debajo del promedio histórico de la serie.

En Markit señalan que los últimos datos muestran "una economía casi estancada" con un sector manufacturero que "continúa actuando como un lastre importante. Es preocupante que el sector servicios también esté en camino de registrar su expansión trimestral más débil de cinco años, lo que sugiere que la desaceleración continúa extendiéndose". "Las expectativas también se encuentran entre las más bajas desde el final de la crisis de la deuda soberana en 2013, ya que las empresas están preocupadas por las guerras comerciales, el Brexit y la desaceleración del crecimiento económico tanto en cada país como a nivel mundial".