Noticias

04/12/2019 09:49:08

Esta es la "sorpresa alcista" del petróleo que puede dar la OPEP al mercado en su cumbre

La OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) inicia este jueves su cumbre de dos días. Los analistas esperan una reunión en la que extienda sus actuales recortes sobre la producción de esquisto. Pero desde Reuters apuntan a un giro de guion que puede acabar siendo una "sorpresa alcista y positiva" para el mercado.


La agencia de noticias asegura que Arabia Saudí quiere dejar un buen sabor de boca antes de la salida a Bolsa de Saudi Aramco en 2020. Por ello, estudia un recorte adicional de 400.000 barriles de petróleo diarios hasta junio de 2020 que se sumaría al ya existente de 1,2 millones de barriles de crudo y que finaliza en marzo de 2020.

Reuters concluye refiriéndose al último análisis de la OPEP en el que se prevé una gran sobrefoerta y acumulación de inventarios para el primer semestre de 2020. El único antídoto ante esto serían los citados recortes adicionales de producción.

De los 42 analistas encuestados por la agencia, el precio medio del barril de Brent proyectado para 2020 es de 62,50 dólares, es decir, en sus niveles actuales.

El gran quebradero de cabeza seguirá siendo EEUU. La producción del país sigue a lo suyo y escala semana a semana. Por eso es tan importante que la OPEP actúe como contrapeso recortando su propia producción para no acabar inundando el mercado de oferta.

"Las grandes compras llevadas a cabo por especuladores en las últimas semanas y una extensión de los actuales recortes no serían suficientes para impulsar mucho al alza al petróleo en sus niveles actuales", reconoce Goldman Sachs en su último informe. "Sin nuevos volantazos geopolíticos o golpes al crecimiento macro, esperamos que el Brent se mantenga en los 60 dólares", apostilla el banco de inversiones estadounidense.

¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE PARA EL INVERSOR BRITÁNICO?

Un 17%. Es el porcentaje del beneficio que el Ftse 100 le debe a las compañías petroleras, según los datos recopilados por AJ Bell. De sus dividendos en 2020, un 20% depende a su vez del devenir de estas empresas. Lo quieran o no, los inversores con exposición a este selectivo están supeditados a los vaivenes del oro negro.

Otra variable interesante a tener en cuenta es que históricamente si el crudo se dispara un 50% en un año la economía global tiende a la desaceleración. Si acumula unas subidas del 100% en ese periodo, una recesión anda cerca. En lo que va de año, las ganancias acumuladas del petróleo están prácticamente planas y el esquisto necesitaría alzarse hasta los 95 dólares (o los 125 en el segundo caso) para cumplir este pronóstico desde sus niveles actuales.