Noticias

04/09/2019 06:00:00

Drama para Mediaset y Atresmedia: el consumo de TV marca mínimos históricos

Situación dramática para Mediaset España y Atresmedia, las dos cadenas de televisión generalistas que controlan el mercado publicitario. Según los últimos datos de audiencia publicados, el consumo de televisión en España ha marcado mínimos históricos en las franjas de edad que oscilan entre los 4 y los 44 años.


Según ha publicado el Gabinete de Estudios del Sector Audiovisual (GECA), durante el verano de 2019 se ha registrado "el consumo televisivo más bajo desde el verano de 2006". Esto implica que durante los meses de julio y agosto, cada español vio la televisión "poco más de tres horas al día (185 minutos), lo que supone un pronunciado descenso de 8 minutos en relación a la campaña estival anterior (193 minutos)".

El informe de GECA también señala que "se acumulan así siete años ininterrumpidos a la baja", y que el dato de 185 minutos por persona se ha convertido en "la cifra más baja de consumo televisivo que se registra desde el verano de 2006", cuando el consumo de TV fue de 181 minutos.

Aunque el dato más preocupante para Mediaset y Atresmedia es que el consumo de televisión se ha reducido especialmente entre los jóvenes y los consumidores de mediana edad, lo que anticipa un futuro poco prometedor para la evolución del mercado televisivo publicitario, su principal fuente de ingresos.

Según los datos publicados por GECA, se ha producido "un retroceso especialmente importante de consumo entre los espectadores menores de 44 años, con mínimos desde que se computan datos de audiencia entre los niños de 4 a 12 años (113 minutos), de jóvenes de 13 a 24 años (84 minutos) y de individuos de 25 a 44 años (131 minutos)".

ATRESMEDIA, DESPLOME CONTINUADO

Atresmedia acumula una gran caída en bolsa en los últimos años. Durante 2015 llegó a cotizar por encima de 15 euros, pero en 2017 ya había bajado hasta 12 euros y desde entonces se ha desplomado hasta los actuales 3,34 euros por título (en agosto marcó un mínimo anual en 3,17 euros). Esto ha reducido su capitalización bursátil hasta 750 millones de euros.

La razón para explicar este desplome es que los analistas manejan negativas previsiones por el aumento de la competencia de Internet y la pérdida progresiva de audiencias en favor de las plataformas digitales de contenidos como Netflix.

El accionista de control de Atresmedia, que controla las cadenas de televisión Antena 3 y La Sexta y la emisora de radio Onda Cero, es el Grupo Planeta, con el 41,7% del capital. Además, el grupo de comunicación alemán Berstelmann controla el 19,16%, el Grupo Imagina (Mediapro) el 4,2% y el fondo de inversión Brandes Investment el 3%.

MEDIASET PREPARA LA FUSIÓN CON SU MATRIZ

Por su parte, Mediaset España, que controla Cuatro y Telecinco, también ha sufrido un duro correctivo bursátil en los últimos años. En abril de 2017, llegó a superar los 12,50 euros por acción, pero desde entonces ha encadenado una fuerte racha bajista que le llevó a marcar mínimos multianuales en el mes de agosto en 5,15 euros por título. Esto ha reducido su valor de mercado ligeramente por debajo de 2.000 millones de euros.

Esta pérdida de valor ha forzado a la familia Berlusconi a plantear una fusión entre su filial española con su matriz italiana para crear un conglomerado que se denominará Media For Europe (MFE). Este mismo miércoles, está previsto que las juntas de accionistas de ambas entidades voten sobre la operación. No obstante está sujeta a determinadas condiciones (como la limitación del pago en metálico) que, según los analistas, hacen que la misma pueda no llevarse a cabo.

Uno de los principales obstáculos es la oposición de Vivendi, uno de los mayores accionistas de Mediaset. El pasado viernes, la Justicia italiana permitió al grupo francés ejercer el 10% de los derechos de voto que controla directamente. La operación necesita conseguir en Italia la aprobación de dos tercios de sus accionistas. El mercado espera que salga adelante, pero que el grupo francés siga intentando bloquear el proceso en los próximos meses.