Logo Bolsamania

Noticias

16/01/2020 15:00:17

Deoleo: los minoristas perderán su inversión y la empresa ofrece warrants de consolación

Deoleo aprobará este viernes en junta extraordinaria una operación acordeón, que consiste en reducir el capital social a cero y posteriormente aumentarlo. Desde la compañía insisten en que esta medida "es necesaria para garantizar su viabilidad futura", pero los accionistas minoritarios, que ven cómo sus participaciones quedan en nada, probablemente no estén tan de acuerdo.


En junio del año pasado, Deoleo aprobó en junta una reducción de capital de 137 millones de euros como medida para evitar entrar en causa de disolución. Sin embargo, en agosto la empresa declaró un patrimonio neto negativo, lo que le llevó en septiembre a alcanzar un acuerdo con los acreedores cuyos puntos se van a someter a aprobación en la junta de este viernes.

Deoleo aprobará la reducción del capital social a cero y un aumento de capital de 50 millones de euros. El fondo CVC, que controla el 56,4% de aceitera, suscribirá hasta 40 millones de la ampliación. El resto será suscrito por los demás grandes accionistas de la compañía: Fundación Bancaria Unicaja (8,98%); CaixaBank (4,99%) y Kutxabank (4,84%). Los 50 millones de la ampliación se destinarán a amortizar la deuda.

WARRANTS PARA LOS MINORITARIOS

Esta operación llevará a los minoritarios a perder toda su inversión en la compañía al reducirse en capital social a cero. Esto será así salvo que decidan acudir a la ampliación de capital, en cuyo caso deberán invertir más dinero.

Dada esta situación, como premio de consolación, en la junta se aprobará la emisión de warrants "a favor de los accionistas que tengan reconocido derecho de suscripción preferente en el marco del aumento de capital y que no tengan la condición de inversores profesionales". Estos warrants no tienen coste alguno e incorporan la opción de percibir una parte del importe que resulte del negocio a futuro de la empresa, remarcan fuentes de Deoleo, al tiempo que recalcan que todo este proceso es imprescindible.

"Yo he visto casos en los que los accionistas han perdido todo al capitalizarse la deuda y quedar la compañía en manos de los acreedores. En este caso, dan warrants. Algo es algo. La alternativa es nada", señala un analista consultado por Bolsamanía.

La parte de la deuda que no se amortice con la ampliación será considerara deuda sostenible y va a permanecer en la compañía, mientras que otra parte se capitalizará. Así, los acreedores la convertirán en acciones de una sociedad que va a ser filial de Deoleo, a la que Deoleo traspasará sus activos y que será, en último término, la que gestionará el negocio de la aceitera.

Bolsamanía se ha puesto en contacto con los accionistas minoritarios de Deoleo, que no han querido adelantar cuál será su postura en la junta de accionistas. Tras la impugnación de la reducción de capital aprobada en junio por parte de un grupo de ellos (18), es de esperar que también muestren su disconformidad sobre estas últimas medidas en este encuentro.

UNA RECOMENDACIÓN... Y ES COMPRAR

La creación de esta nueva sociedad recuerda a lo que hizo Pescanova, y la operación acordeón a lo que han llevado a cabo compañías como La Seda de Barcelona o Abengoa. No es de extrañar que las sensaciones en torno a la empresa no sean en absoluto positivas, pese a las subidas en bolsa. Ha llegado a dispararse más un 100% en el arranque del año tras ser el peor valor español de 2019, producto sobre todo de la especulación. Con todo, es reseñable que el único analista que cubre Deoleo a día de hoy tenga un consejo de compra con un precio objetivo de 0,10 euros, un 200% por encima del precio actual de cotización de 0,03 euros.

Laura Parisot, experta de Divacons Alphavalue, reconoce los problemas de deuda de Deoleo, pero al mismo tiempo asume su fortaleza en el mercado del aceite, con marcas reconocidas (Bertolli, Carbonell y Carapelli), y valora la puesta en marcha de un modelo comercial con objetivo de expansión en los mercados internacionales.