Noticias

25/06/2019 12:31:44

De Quinto, el killer de Coca-Cola "cercano a la izquierda" que sustituye a Roldán

Marcos de Quinto sigue escalando en Ciudadanos. Tras irrumpir directamente como número dos de Albert Rivera en las pasadas elecciones generales, el empresario ha logrado ahora colarse en la ejecutiva de la formación naranja tras la marcha de Toni Roldán. El empresario, conocido por su trayectoria en Coca-Cola, sustituirá al discípulo de Luis Garicano, que se ha mostrado muy crítico con el giro a la derecha que ha dado el partido. Y lo hará para intentar zanjar la mayor crisis de la formación naranja hasta el momento.


No en vano, De Quinto (Madrid, 1958) ha dejado claro en sendas entrevistas que ve "difícil cualquier problema con Cs" porque "encaja con mi manera de ver el mundo". Así lo demuestra en las entrevistas que concede y en su cuenta personal de Twitter, donde este lunes, tras conocerse que entraría en la ejecutiva, cargaba contra todos aquellos que criticaban la decisión de Cs de mantener el no al PSOE en la investidura. "Los que presionan a Ciudadanos para que incumpla el compromiso de pactos que comunicó en campaña harían mejor invirtiendo su tiempo y energía en presionar a Sánchez para que se aleje de de los ultra-nacionalistas y de los nostálgicos del stalinismo. ¿A que éso no lo intentan?", señaló.

El empresario que se hizo a sí mismo, como él defiende, es la estrella de Ciudadanos. De Quinto, con una fortuna de 50 millones de euros, es el diputado más rico de la legislatura. Eso le ha valido más de una reprobación, aunque el parlamentario naranja se ha mantenido firme. "Lo que tengo lo he conseguido con mucho esfuerzo, y ser rico cuando eres honesto no es nada vergonzante, lo vergonzoso es enriquecerte cuando robas".

"No tengo que avergonzarme de mi patrimonio y mucho menos de haber trabajado muchísimo toda mi vida", ha remarcado De Quinto en más de una ocasión. Hay que recordar que este aficionado a los rallies (ha participado en el París-Dakar) entró en política tras una extensa carrera profesional en Coca-Cola. Entró en la firma estadounidense en 1982, y poco a poco fue escalando hasta llegar a ser vicepresidente de la compañía y convertirse en el tercer ejecutivo mejor pagado de la multinacional de bebidas. En su última etapa en la empresa, a la que estuvo ligado 35 años (su salida se materializó en mayo de 2017), se ocupó de la política de marketing a escala mundial con la campaña Taste the Feeling y el relanzamiento de Fanta.

Aunque, sobre todo, es conocido como el killer de Coca-Cola por haber sido uno de los principales actores en el conflicto entre la compañía y la plantilla de la embotelladora de Fuenlabrada (Madrid), que se extendió durante cinco años por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que se lanzó 1.200 trabajadores. Sus mensajes contra los sindicatos en Twitter durante el proceso de despidos -como su famoso tuit en el que afirmaba que el ERE "está quitando privilegios a liberados que cobran 110.000 euros y solo trabajan 13 días al año"- le costaron fuertes críticas. Aunque él siempre defendió que el conflicto era entre la embotelladora (Iberian Partners) y los trabajadores, y no con la marca. "Mi empresa no ha hecho ningún ERE: lo ha hecho una embotelladora independiente", remarcó entonces. Aunque no se refirió al hecho de que, en realidad, era consecuencia de la decisión de la compañía de fusionar sus siete embotelladoras españolas.

De Quinto se caracteriza, además, por defender férreamente la política anti-independentista de Ciudadanos, y se define a sí mismo como "una persona liberal" que se siente "más cercano a la izquierda que a la derecha". Él es el elegido para ocupar la silla que ha dejado Roldán, uno de los hombres de más peso en el partido hasta ahora.

EL INCÓMODO TONI ROLDÁN

Roldán había llegado a Ciudadanos hace apenas cuatro años de la mano de Luis Garicano, cerebro económico del partido

El economista se había convertido en una figura incómoda en Cs, al que llegó hace apenas cuatro años de la mano de Luis Garicano, cerebro económico del partido. Su trayectoria ha estado ligada al eurodiputado, que también ha cuestionado el giro estratégico impuesto por Rivera. Ambos se conocieron en la London School of Economics en 2012 y desde entonces mantienen una estrecha relación.

Roldán entró en el Congreso como diputado por Barcelona tras las elecciones de diciembre de 2015, y se convirtió en portavoz en la Comisión de Economía. Y en las últimas generales fue el número dos de la candidatura que encabezó Inés Arrimadas a la Cámara baja por la Ciudad Condal. Por eso la suya no es una baja cualquiera para Ciudadanos, ya que el economista formaba parte de la Ejecutiva del partido, y también de su núcleo Permanente, desde principios de 2017, y era secretario de Programas.

Nacido en Barcelona en 1983, Toni Roldán es hijo de los economistas Santiago Roldán y Maria Antonia Monés, que colaboraron con el PSOE de Felipe González. Licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad Autónoma de Barcelona, tiene un máster en Política Económica por la Universidad de Columbia (Estados Unidos) y otro en Relaciones Internacionales por la Universidad de Sussex (Reino Unido). Actualmente se encuentra cursando el doctorando en Economía Política en la London School of Economics (LSE).