Logo Bolsamania

Noticias

14/01/2020 09:20:31

Los consumidores aprovechan los intereses en mínimos para lanzarse a pedir créditos

Los últimos datos del Banco de España, referentes al penúltimo mes de 2019, apuntan a que los créditos al consumo experimentaron un gran repunte, de más del 12%. Precisamente, este incremento coincidió con otro dato: el interés de este tipo de financiación se redujo hasta mínimos que no se veían hace diez años. Esto, en un momento, en el que los criterios de concesión se están endureciendo.


Según el organismo, en noviembre de 2019 la TAE media de los créditos al consumo se situó al 7,56%, la cifra más baja desde diciembre de 2010, y siendo, además, uno de los descensos más acusados de los últimos años. Un dato que destaca más si se compara con el inicio del pasado año, cuando el precio de los créditos al consumo alcanzó su precio más alto en 2019: el 8,71%.

Una bajada en los intereses que se debe a factores como la necesidad de los bancos de mantener sus márgenes de rentabilidad en un entorno de tipos al 0%, a pesar de que tanto el Banco de España como el Banco Central Europeo (BCE) han advertido del peligro que supone la apertura masiva del grifo de la financiación, explican desde el comparador financiero HelpMyCash.

Añaden que, históricamente, el mes con los créditos más baratos ha sido junio de 2010, cuando la TAE se situó en el 7,33%, mientras que, por el contrario, el momento más caro para contratar un crédito al consumo fue en agosto de 2008, cuando la media subió hasta el 11,72%. La TAE media de noviembre ha sido la quinta más baja desde 2003.

El BCE ha advertido del peligro de la apertura masiva del grifo de la financiación

En este mismo mes, la deuda de las familias con la banca vivió un incremento del 1,6%, 11.168 millones de euros, hasta alcanzar el nivel más alto desde junio del pasado año, los 713.218 millones de euros. Un repunte provocado fundamentalmente por el aumento de más del 12% de los créditos al consumo, que registraron un alza de 10.592 millones en un solo mes, hasta los 197.388 millones de euros, la cifra más alta desde junio de 2012.

Que los consumidores se lanzaran en noviembre a la contratación de créditos al consumo destaca más aún si se tiene un cuenta que en los meses anteriores la deuda de los hogares españoles se fue estabilizado e incluso bajando hasta situarse en niveles previos a la crisis debido a la reducción paulatina de los préstamos contraídos, a la caída de los tipos de interés y al abaratamiento de los créditos.

Además, hay que señalar que con el aumento de la concesión de crédito por parte de las entidades para mejorar sus márgenes de rentabilidad también ha aumentado la morosidad en los préstamos al consumo a hogares, con lo que los requisitos de concesión se están haciendo cada vez más duros. "Los bancos también buscarán mejorar su rentabilidad con la contratación de otros productos, por lo que es probable que nos encontremos varias ofertas de préstamos donde obtendremos un interés más bajo a cambio de la contratación de tarjetas de crédito o seguros", señalan en el comparador.