Logo Bolsamania

Noticias

23/01/2020 12:34:00

El BCE comienza a revisar su estrategia en medio del previsible optimismo de Lagarde

2020 arranca para el Banco Central Europeo (BCE) de la misma forma que acabó el año pasado: con el "piloto automático" puesto y sin previsión de que se mueva un milímetro de su política monetaria. La novedad llegará con el incio de la revisión de la estrategia del organismo que el consenso de los analistas espera que su presidenta, Christine Lagarde, anuncie en la reunión de este jueves. La otra clave de su comparecencia posterior a la decisión de tipos será si abandona la postura de paloma -o de búho, como a ella le ha gustado subrayar- y adopta un giro más halcón.


Todos los expertos coinciden en que Lagarde hará el anuncio de que el banco central se pone manos a la obra para remodelar de arriba a abajo los pilares del supervisor monetario desde 2003 y la mayoría no espera que dé detalles. "Es probable que primero debata con el Consejo y luego, de manera extraoficial, con los banqueros de los bancos centrales nacionales, para lograr un consenso. Consideramos que es un objetivo ambicioso el completar la revisión a finales de 2020", señala Ulrike Kastens, Economista de DWS.

Uno pocos piensan, en cambio, que se podrían empezar a vislumbrar las líneas maestras de los profundos cambios que se introducirán bajo el mandato de la exdirectora del Fondo Monetario Internacional (FMI). "Prevemos que la banquera central dé detalles sobre tres bloques temáticos: evaluación de la estabilidad de precios, el conjunto de herramientas de la política monetaria y cómo apoyar mejor las políticas generales de la Eurozona", indica Neil Wilson, analista de Markets.com.

Michael Brown, economista de Caxton, va aún más allá y habla de una revisión del objetivo de inflación del 2%, "ubicando una nueva meta de inflación simétrica o definiéndola de forma más precisa". En segundo lugar, prevé este experto que se aborde la transparencia del organismo y "se sopese hacer público el sentido del voto, como en el Banco de Inglaterra" y, en tercer lugar, asegura que se va a establecer el calendario para concluir la remodelación de los pilares de actuación del instituto emisor.

Además de todas estas explicaciones, Wilson vaticina que Lagarde inicie un cambio de tono en el BCE y empiece a marcar la senda hacia una menor flexibilización. "Nos sorprende que los mercados no hayan respondido a a las actas de la última reunión del BCE que en su conjunto enviaron la señal de una política más agresiva", subrayan por su parte los expertos de Bank of America.

Ya en diciembre, la confianza en las perspectivas estaba mejorando antes del acuerdo comercial entre Estados Unidos y China y de las elecciones en el Reino Unido, dos riesgos que se han resuelto, mitigando la incertidumbre en los mercados. "Dados los brotes verdes en los datos y aún más al alza de la inflación subyacente, se podría iniciar bastante pronto "una discusión sobre el cambio de equilibrio de riesgo hacia neutral", prosiguen. "Combinado con un énfasis creciente en la necesidad de monitorear los "efectos secundarios" de las tasas negativas, el balance de riesgo para esta semana es una sorpresa halcón", agregan.

SIN CAMBIOS EN LOS TIPOS EN 2020 Y 2021

Otras casas de análisis hacen hincapié en que la prioridad es, precisamente, "vigilar muy de cerca el impacto negativo del paquete de medidas introducido en septiembre". Mientras esto se produzca, los expertos de Barclays no creen que haya novedades en la política monetaria dado que la mayoría del Consejo de Gobierno del BCE apoya el rumbo actual. Además, su forward guidance se formuló recientemente de tal manera que "los obstáculos para que haya cualquier modificación son muy altos", indica Franck Dixmier, Director Global de renta fija de Allianz Global Investors.

En cuanto a las tasas del supervisor monetario, a lo largo de este año, se prevé que se elimine el sesgo de flexibilización y se indique que las tasas se mantendrán en "niveles actuales", en lugar de "niveles actuales o inferiores", explican los analistas de Berenberg, a la par que vaticinan que no haya cambios tampoco en 2021.