Noticias

02/12/2019 09:00:41

Asia, en verde después de una mahor expansión de la actividad manufacturera china

La mayoría de parqués asiáticos han inaugurado el mes de diciembre con subidas, aupados por la publicación de los datos del PMI Manufacturero de China que han superado las expectativas.


El PMI es una encuesta realizada a los gestores de compras de las empresas del sector manufacturero en la que no se les pide opinión sino datos concretos de la evolución de su empresa en lo referente a inventarios, pedidos, venta, ritmo de producción.

El PMI manufacturero subió de 49,3 a 50,2 (el consenso había esperado que se mantuviera por debajo del umbral de los 50), el nivel más alto desde principios de 2019, aunque se mantiene por debajo de los niveles de 2017 y 2018. El índice PMI no manufacturero subió de 52,8 a 54,4, el más alto desde principios de 2019. También el índice privado PMI Caixin manufacturero salió mejor de lo esperado, sin cambios y en un nivel alto (51,8 frente a 51,7 en octubre). "Esperábamos un declive, ya que últimamente ha registrado una evolución muy brillante, por lo que la impresión sin cambios es muy positiva", señalan los analistas de Danske Bank.

"En general, los PMIs apoyan nuestra opinión de que lo peor ya ha pasado y China ha comenzado una aceleración moderada apoyada por el estímulo y la disminución de los temores a una guerra comercial. Es una buena noticia, ya que China impulsa un tercio del crecimiento del PIB mundial", añaden estos expertos.

La producción y los nuevos pedidos están fuertes. La encuesta parece sugerir que la demana interna es bastante robusta aún sin poder tener un optimismo desbordante en as previsiones económicas” según Naoki Tashiro, presidente de T.S. China Research. Como consecuencia de ello, “las bolsas asiáticas han subido y los futuros de los índices bursátiles estadounidenses y europeos también”, comenta Ramón Morell, analista de Experiencia Trading.

De hecho, el Nikkei ha avanzado un 1,01%, mientras las bolsas de Shanghai y Shenzhen han cerrado en el verde, con avances de un 0,2%, al igual que el Kospi y el ASX200 de Australia. El Hang Seng de Hong Kong ha subido un 0,43%, mientras el Sudeste asiático, los índices han acabado con signo mixto.

En el mercado de las divisas, el dólar ha subido un 0,3% contra el yen porque la moneda nipona se ha debilitado, empujado por la expectativa de que el país pueda montar un paquete a gran escala de gasto fiscal para impulsar su economía. Todavía en Japón, se han conocido también los datos de manufacturas del país del sol naciente, en noviembre, la actividad se contrajo nuevamente, con los pedidos de exportación en su punto más bajo en cinco meses debido a la desaceleración de la demanda externa, incluso de China.