Noticias

25/11/2019 05:00:00

Alibaba, lista para cotizar en Hong Kong en medio de las protestas y la guerra comercial

Alibaba comienza a cotizar esta madrugada en la Bolsa de Hong Kong. El gigante chino del comercio electrónico ha elegido un momento convulso para dar el salto al parqué, en medio de las protestas de los hongkoneses contra su propio Gobierno, que ya se prologan durante cinco meses. Además, sigue sin resolverse la guerra comercial entre Estados Unidos y China, el principal factor que mueve los mercados durante este año.


El primer obstáculo que tiene que superar son las elecciones municipales que se han celebrado este domingo en Hong Kong y que se han planteado como un referéndum de apoyo a las protestas. Normalmente, los índices bursátiles cotizan con números rojos en el día posterior a unos comicios, pero tras la aplastante victoria de la oposición democrática, la bolsa del país asiático sube este lunes con fuerza. De momento, Alibaba parece haber salvado este escollo, aunque habrá que ver si mañana se mantienen las subidas en el parqué hongkonés.

La guerra comercial es otro de los frentes abiertos. Este viernes, Donald Trump apuntó en una entrevista a la cadena Fox que el acuerdo está "potencialmente muy cerca". Sin embargo, la experiencia demuestra que el presidente estadounidense puede cambiar de idea de la noche a la mañana. De hecho, sigue negándose a eliminar los aranceles de forma progresiva, la principal condición que ponen desde China para alcanzar un acuerdo de "fase uno".

Aún así, el analista de XTB, Joaquín Robles, sostiene que "la aceptación de los inversores asiáticos será muy grande", independientemente de estas tensiones comerciales que tiene en jaque a los mercados desde hace más de un año y medio. Hay que recordar que los parqués asiáticos son especialmente sensibles a este conflicto y una nueva subida arancelaria, como la que anunció el propio Trump la semana pasada, puede volver a suponer un duro revés.

El momento que vive el índice de referencia de Hong Kong tampoco es el más indicado, muy alejada de las subidas que observan el resto de las principales bolsas de todo el mundo. Antes de la fuerte subida de este lunes, la revalorización del Hang Seng no alcanzaba el 3% en lo que va de año y hace un par de semanas cayó a su mínimo de siete meses. La esperanza es que la cotización de Alibaba suponga un gran negocio para la bolsa hongkonesa.

Alibaba también cotiza en Wall Street desde 2014. Por ello, Robles no encuentra "especial atractivo" para acudir a su salida en el mercado asiático. Los inversores ya tenían la posibilidad de comprar títulos del gigante chino en Wall Street y, además, para los españoles "es más difícil acceder al mercado bursátil chino". Eso sí, la compañía no estará preocupada por la falta de inversores de occidente, ya que ha dejado de recibir órdenes de clientes institucionales antes de lo esperado por su fuerte demanda.

ALIBABA YA INTENTÓ SALIR A BOLSA EN AGOSTO

En agosto, la compañía ya se vio obligada a retrasar esta salida a bolsa a causa de las tensiones políticas que estaba atravesando China. Ahora, decide retomar esta operación que supondrá un récord mundial para una colocación secundaria de acciones, con una captación de 101.200 millones de dólares hongkoneses (11.700 millones de euros).

También es la mayor OPV en lo que va de año, a la espera de ver si finalmente Aramco, la petrolera estatal saudí, se decida a dar el salto al parqué. "No solo realizara la mayor OPV de la historia, si no que además podría convertirse en la compañía mas grande del mundo, ya que las ultimas valoraciones le otorgan 2.000 billones de capitalización", puntualiza Robles.