Noticias

06/11/2019 10:35:54

La actividad de la eurozona crece al ritmo más débil desde hace seis años y medio

La economía de la zona euro sigue cerca del estancamiento. En octubre, el ritmo de crecimiento estuvo entre los más débiles observados en los últimos seis años y medio. La divergencia entre el sector manufacturero y el sector servicios siguió siendo evidente. Entre los países, Alemania siguió siendo el único en territorio de contracción en este mes.


Según el índice PMI de la actividad total de la eurozona, elaborado por la consultora Markit y publicado este miércoles, el dato mejoró en octubre, pero se mantuvo cerca del nivel de ausencia de cambios de 50. El índice aumentó del nivel 50,1 registrado en septiembre al 50,6, y se situó ligeramente por encima de su lectura flash precedente de 50,2. Mientras que la producción en las empresas manufactureras disminuyó por noveno mes consecutivo, las empresas del sector servicios indicaron un nuevo crecimiento, aunque al segundo ritmo más lento desde enero pasado.

El crecimiento económico en general del sector privado de la zona euro aumentó a pesar de que los nuevos pedidos disminuyeron por segundo mes consecutivo. La debilidad se centró en la economía manufacturera, donde se registró otra fuerte caída de los nuevos pedidos, mientras que también se observó una fuerte reducción en la demanda externa. Las exportaciones en general disminuyeron por decimotercer mes consecutivo, y el ritmo de declive estuvo entre los más acentuados en la historia de la serie.

La creación de empleo fue marginal y la más débil en más de cuatro años

Aunque la actividad total aumentó, el volumen de los nuevos pedidos disminuyó, y por lo tanto las empresas de nuevo pudieron concentrarse en sus cargas de trabajo en general. Las empresas también pudieron poner al día las cargas de trabajo mediante un nuevo incremento del empleo. No obstante, la creación de empleo fue marginal y la más débil en más de cuatro años. Respecto a los precios, los costes aumentaron a una tasa ligeramente más rápida, aunque la inflación se mantuvo cerca de la mínima de 37 meses registrada en septiembre.

En cuanto a las perspectivas para los próximos doce meses, el sentimiento empresarial siguió indicando escaso optimismo, puesto que la incertidumbre política y económica continuó dominando el panorama. La confianza empresarial conjunta se redujo frente a septiembre y se situó cerca de la mínima en 75 meses registrada en agosto pasado.

Por países, Alemania siguió siendo el único en territorio de contracción en octubre, al registrar la segunda caída mensual consecutiva de la actividad total del sector privado. En el resto de la región, Italia, Irlanda y España registraron incrementos leves de la actividad total del sector privado con respecto a septiembre. No obstante, en el caso de Irlanda, el crecimiento fue el más débil en la secuencia actual de 89 meses de expansión, mientras que España registró el aumento más leve de la actividad total en casi seis años. Por su parte, Francia, Irlanda e Italia registraron incrementos más fuertes del empleo, pero España solo experimentó un aumento leve y Alemania registró la primera caída de las plantillas en seis años.

SECTOR SERVICIOS

El índice PMI de Actividad Comercial del sector servicios de la zona euro, también publicado este miércoles, señaló un ritmo de crecimiento ligeramente más rápido en octubre. No obstante, al registrar 52,2 respecto a 51,6 de septiembre, el índice señaló la segunda lectura más baja desde enero pasado.

El volumen de nuevos pedidos aumentó levemente en octubre, y el ritmo de crecimiento fue solo ligeramente más fuerte que la mínima de ocho meses registrada en septiembre. El comercio de exportación se mantuvo especialmente débil, disminuyendo por decimocuarto mes consecutivo. Las empresas pudieron poner al día las cargas de trabajo en parte a través de la contratación de personal adicional. No obstante, el crecimiento del empleo se mantuvo prácticamente igual que su mínima de ocho meses registrada en septiembre.

La confianza con respecto a los próximos doce meses se mantuvo muy por debajo de la media en octubre

La confianza con respecto a los próximos doce meses se mantuvo muy por debajo de la media en octubre, cayendo a un nivel solo ligeramente superior a la mínima de casi cinco años registrada en agosto pasado.

"La caída de las carteras de pedidos sugiere que los riesgos actualmente se inclinan hacia la contracción en el cuarto trimestre. Aunque el índice PMI de octubre es consistente con un aumento trimestral del PIB de un 0,1%, los datos a futuro apuntan a una posible disminución de la actividad económica total en el cuarto trimestre", afirman desde Markit. Consideran que "lo preocupante es que el escaso crecimiento observado en octubre estuvo apoyado por las empresas que trabajaron en los pedidos previamente recibidos, lo que significa que la demanda debe reactivarse para impulsar la llegada de nuevos pedidos y evitar que más empresas se vean presionadas a reducir la actividad y el empleo".

En cuanto a las perspectivas inmediatas, "mucho depende de cuestiones geopolíticas como la evolución de los aranceles estadounidenses y el Brexit, aunque también estaremos atentos a la primera reunión de política monetaria de Christine Lagarde el 12 de diciembre para evaluar el apetito por un nuevo estímulo del BCE. Se necesita tiempo para que los cambios recientes en las políticas monetarias surtan efecto, aunque si el flujo de datos continúa decepcionando, habrá más acciones para principios del próximo año", señalan.