Noticias

25/11/2019 06:00:00

10 temas de Goldman para 2020: ¿aprenderá el mercado a volar sin la Fed y el BCE?

2019 está a punto de terminar y los analistas y bancos de inversión están aprovechando estos días para lanzar sus recomendaciones de cara al próximo año. Entre ellos Goldman Sachs, que ha publicado un informe en el que explica los que, bajo su punto de vista, son los diez grandes temas que van a afectar en 2020 a los mercados, que deben "aprender a volar" sin el respaldo de la Reserva Federal (Fed) y del Banco Central Europeo (BCE).


1. Estabilización del crecimiento. Los expertos de Goldman esperan un crecimiento económico mundial y de las ganancias "moderadamente mejor" que el registrado en 2019 y, por lo tanto, "una rentabilidad decente de los activos de riesgo", que este año se han beneficiado de la relajación en la política monetaria de los bancos centrales. No obstante, dicen, ahora el crecimiento es necesario para que haya retornos. "El año que viene, los mercados tendrán que aprender a volar por su cuenta, ya que los principales bancos centrales mantendrán la política sin cambios, en algunos casos porque no tienen ningún otro sitio a donde ir", advierte el banco de inversión, que ve "muchos riesgos y valoraciones más desafiantes", lo que le hace pensar que "la subida será limitada".

2. Las quality stocks siguen estando en lo más alto. A excepción de la renta variable estadounidense, apostar por la calidad ha tenido recompensa en la mayoría de los mercados en 2019, y los analistas de Goldman creen que esa tendencia continuará los próximos doce meses. "Somos escépticos en cuanto a que el tema de la baja calidad pueda cobrar impulso de manera sostenida", afirma el banco, que ve margen para el "crecimiento táctico en los cíclicos, particularmente en EEUU y en los mercados emergentes". El riesgo-recompensa en los valores de calidad es "más simétrico" dada la magnitud de rendimiento superior, y probablemente así seguirá siendo en 2020.

3. Ajustarse a un crecimiento más plano y tener en cuenta los impuestos. "Un entorno de crecimiento de los beneficios más débil debería seguir alimentando un mayor riesgo idiosincrático en los mercados de crédito, en particular entre las empresas con una calificación más baja", dicen los analistas de Goldman, que ven "probable" que el crecimiento de los beneficios repunte en 2020, aunque apuntan que "la trayectoria será mucho más plana" debido a la normativa aprobada tras la crisis, que hace que los beneficios se ajusten a una nueva realidad en la que "el crecimiento de los costes laborales unitarios supera a la inflación". Como señalan, para los inversores de capital "las propuestas legislativas de gran alcance en EEUU seguirán siendo un punto clave".

4. Mercado de ositos. En cuanto a los bonos, Goldman señala que su rendimiento ha aumentado "considerablemente" tras los ajustes de mitad de ciclo llevados a cabo por la Reserva Federal en los años noventa, pero "esperamos un leve aumento esta vez debido a las débiles presiones inflacionarias globales y a que los bancos centrales están en modo espera". Los expertos del banco apuntan, además, que los rendimientos de los Gilt, como se conoce a los bonos de deuda soberana de Reino Unido, "deberían aumentar considerablemente con la resolución de Brexit y el estímulo fiscal" que se prepara en el país.

5. Una historia de dos dólares. "Cuando los activos de riesgo suben, el dólar tiende a caer. Probablemente por esta razón, el sentimiento en torno al dólar se ha vuelto cada vez más bajista, ya que la renta variable mundial ha alcanzado nuevos máximos", dice Goldman, que señala que "hay muchas razones para que no nos guste el dólar desde un punto de vista a largo plazo" y tampoco ven una "oportunidad significativa a corto", al menos para principios de 2020. En opinión del banco estadounidense, para entender por qué hay que hablar de "dos dólares", uno nacional, que se comporta como cualquier otra moneda (sube cuando los fundamentos macroeconómicos y de mercado nacionales superan a los de otras economías, y baja cuando tienen un rendimiento inferior), y otro internacional, que refleja el papel global de la moneda (tiende a subir cuando el crecimiento mundial decae o los mercados se tambalean, y tiende a caer cuando la actividad económica mundial mejora el apetito de riesgo de los inversores). "Creemos que un crecimiento sólido de EEUU y una actividad blanda en China impedirán una gran venta por ahora", apuntan estos analistas, que señalan que por contra la libra esterlina "debería ganar más terreno".

6. Europa: no luches contra el BCE. Europa es, dice Goldman, "el ejemplo más claro de la dicotomía entre una débil realidad de los fundamentos macroeconómicos y un buen comportamiento del mercado". Y es que "el estímulo del BCE ha conseguido imponerse en las preocupaciones sobre el crecimiento y apoyar el apetito por el riesgo". "Ahora que el BCE está redistribuyendo su balance a los mercados de renta fija, esperamos que el rendimiento de los activos de riesgo responda mejor a las perspectivas de crecimiento para 2020".

7. China, ejemplo de cuando la política es suficiente. El banco espera que la "desaceleración irregular" de China a lo largo de una senda de crecimiento potencial más lenta continúe en 2020. "El grado de agitación dependerá de cómo se desarrolle la guerra comercial con EEUU, pero creemos que los responsables de la formulación de políticas están cada vez más cómodos con una trayectoria de crecimiento más lenta pero más saludable" porque hay menos apalancamiento. Como apunta Goldman, en el gigante asiático "la política está en modo reactivo, orientada principalmente a evitar los riesgos de caídas".

8. Mejor crecimiento y rentabilidad moderada en los emergentes. "Esperamos rendimientos positivos para los activos de los mercados emergentes en escenarios de referencia con un entorno relativamente mejor para la renta variable de estos países y las exposiciones centradas en los valores en monedas de los emergentes". Y eso que este 2019 terminará con el "nivel más bajo de crecimiento en estos mercados desde 2015". El crecimiento ha sido inferior al de casi todas las grandes economías, incluyendo India, México, Rusia, Brasil y Sudáfrica.

9. ¿Qué esperar de las commodities? Este es un sector que está "sobreconstruido, apalancado y sobrecontaminado". Goldman espera que los precios del petróleo "se mantengan estables" y que las curvas a futuro de las commodities sigan "ancladas cerca del soporte de costes". Así, "con los precios de las materias primas a largo plazo bien anclados y los inventarios bajos o normales, los precios al contado en los mercados clave se mantendrán por encima de los precios a plazo, creando un un entorno atractivo", afirman los expertos del banco, que creen que los tres temas clave en el mercado de las commodities en 2020 serán el "desapalancamiento a través de un la reducción de la deuda, la consolidación de la antigua economía y la descarbonización".

10. Liquidez del mercado: un desconocido conocido. El año que está a punto de concluir ha servido para recordar a los inversores lo frágil que es la microestructura de los mercados de renta fija. "En nuestra opinión, el deterioro de las condiciones de liquidez de los mercados después de la crisis sigue siendo una de las principales causas de la crisis, y la mayor fuente de vulnerabilidad para los inversores", afirman los expertos de Goldman, que creen que la oferta de riesgo ilíquido en los mercados de crédito "seguirá siendo pobre", como lo ha ocurrido en 2019.