Viernes, 13 de Octubre de 2017
Estás en: Ecobolsa > Noticias > mercados

S&P alerta de 'una recesión' en Cataluña si no se reduce la tensión política

mercados | Viernes, 13 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 02:10
S&P alerta de 'una recesión' en Cataluña si no se reduce la tensión política

La agencia Standard and Poor"s (S&P) ha redoblado las advertencias en Cataluña. Esta vez, en un informe difundido este jueves, alerta de una posible "recesión" en la región si continúa la tensión política. "El mayor riesgo que detectamos es que la tensión entre Cataluña y el Gobierno central podría reducir la confianza de las empresas y los consumidores", especialmente en el caso de la comunidad, donde "el posible aumento regulatorio y la inseguridad jurídica" ya ha provocado la salida de numerosas compañías", ha advertido.

Y es que si la escalada de tensión o el "toma y daca" entre el Gobierno y la Generalitat no se reduce "en este escenario adverso, Cataluña afrontaría una desaceleración que podría desembocar en recesión económica", señala el documento.

Sin embargo, S&P no cree que la secesión catalana vaya a producirse, después de las declaraciones de este martes del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, quien dejó en suspense una posible declaración unilateral de independencia. Además, la agencia afirma que una Cataluña soberana "no sería reconocida por ningún Estado miembro de la Unión Europea".

De hecho, la agencia no espera que la crisis entre el Gobierno catalán y el central de lugar a rebajas en las calificaciones de riesgo españolas (situadas ahora en BBB+) a no ser que las tensiones "vayan a más", porque si la confrontación secesionista se endurece, las consecuencias serán peores para Cataluña, a la que sí contempla degradar su calificación crediticia.

Tras la declaración en suspenso de la independencia regional, S&P prevé que lo próximo que vendrá será la convocatoria de nuevas elecciones autonómicas, unos comicios que "se esperan reñidos", auguran.

La agencia ya evitó hace un par de semanas la esperada mejora del rating de España por la actual crisis de Cataluña, que se había convertido en un foco de riesgo.