ecoBOLSA: Servicio de Información Bursátil en Tiempo Real | Bolsa, IBEX 35, y valores del mercado continuo ecobolsa.com

Jueves, 14 de Junio de 2018
Estás en: Ecobolsa > Noticias > mercados

Las 9 razones por las que Credit Suisse prefiere no invertir en Europa

mercados | Jueves, 14 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:06
Las 9 razones por las que Credit Suisse prefiere no invertir en Europa
A los expertos de Credit Suisse no les convence la renta variable europea y por eso han reducido su consejo hasta "infraponderar" desde "neutral". Al mismo tiempo, dentro de un extenso informe sobre su estrategia global de inversión, han elevado a la renta variable japonesa hasta "sobreponderar" desde "neutral".

"Japón está cotizando con un descuento del 9% respecto a Europa", indican estos analistas, que enumeran otra serie de elementos por los que prefieren la renta variable japonesa: la política monetaria del Banco de Japón, que resulta más propicia; el aumento de la inflación mundial, que sería más positivo para la renta variable japonesa que para la de los Estados Unidos o Europa; o el menor riesgo político que en Europa.

En cuanto a los motivos por los que han decidido recortar su consejo sobre la renta variable europea, Credit Suisse enumera nueve factores que ahora mismo la debilitan:

1. Las valoraciones no están baratas: en la actualidad, la renta variable europea cotiza con la misma relación precio-beneficio ajustado por sector que la renta variable estadounidense, lo que supone su valoración más alta de los últimos 15 años. Esto se compara con el histórico descuento respecto a Estados Unidos de en torno al 30% en tiempos de crisis agudas.

Desde Credit precisan que la renta variable europea está actualmente descontando en un 15% la probabilidad de una crisis". Por su parte, "los diferenciales de los bonos italianos están descontando en un 32% la probabilidad de una crisis", añaden estos analistas.

"Desde hace mucho tiempo nuestra opinión es que, para ser estable, una unión monetaria requiere el apoyo de una unión bancaria, fiscal y política", señalan desde Credit Suisse

2. Es improbable que el riesgo de Italia desaparezca: "Creemos que Italia sigue siendo la economía de la Zona Euro con los mayores problemas económicos y políticos de los últimos años", afirman tajantes desde Credit Suisse, al tiempo que subrayan sus débiles fundamentos económicos o el hecho de que la mayoría de la población apoye a partidos euroescépticos. "Italia necesita urgentemente reformas, pero ha logrado poco hasta la fecha", recalcan estos analistas.

3. Los problemas fundamentales de la Zona Euro no se han resuelto: algunos de los problemas fundamentales de la Zona Euro no se han resuelto, recalcan estos expertos. "Desde hace mucho tiempo nuestra opinión es que, para ser estable, una unión monetaria requiere el apoyo de una unión bancaria, fiscal y política. La crisis de la Zona Euro ha impulsado la adopción de medidas en algunos países, pero persisten importantes desafíos", señalan desde Credit.

4. El euro debería apreciarse si la situación de Italia mejora: una de las preguntas críticas para los inversores globales es si, cuando el sentimiento sobre Europa mejore (suponiendo que Italia evite una crisis), las buenas noticias se manifestarán en mayores rentabilidades en la renta variable o en un euro más fuerte.

"Los retos de un euro fuerte para la renta variable de la Zona Euro son sencillos y se han hecho realidad en el pasado. En los últimos dos años, la renta variable se ha caracterizado por hacerlo peor en periodos de fortaleza del euro. El 69% de las veces tuvo un rendimiento inferior al esperado", precisan desde Credit Suisse.

5. El BCE "se hace el duro": los expertos de Credit ven pocas posibilidades de que el BCE cambie su política de normalización monetaria aun cuando la situación de Italia se presenta complicada. Si esto es así y se mantiene firme, su forma de actuar favorecerá el euro, con las consecuencias correspondientes en la renta variable.

"Nos encontramos a unos 17 meses del nombramiento de un nuevo presidente del BCE, ¿podría un alemán ser el siguiente?", se preguntan desde el banco en clara alusión al carácter "hawkish" de los alemanes, partidarios de una normalización más rápida.

6. Desfavorable composición de la renta variable: el peso en la renta variable europea del sector tecnológico es un tercio del que tiene en la renta variable estadounidense y casi la mitad que en Japón. Esto es negativo para Credit dado que tienen este sector "sobreponderado".

"Nos encontramos a unos 17 meses del nombramiento de un nuevo presidente del BCE, ¿podría un alemán ser el siguiente?", se preguntan estos expertos

7. Los débiles PMI: desde Credit Suisse siguen manteniendo que el PIB de la Zona Euro crecerá un 2,5% en 2018 pero reconocen que los últimos PMI han decepcionado. "La cuestión es en qué medida persistirán los vientos en contra macro, particularmente a la luz de los PMI de mayo", señalan desde Credit.

8. Dudas sobre el beneficio por acción de las empresas: es poco probable que el beneficio por acción de las empresas europeas siga subiendo al ritmo que lo ha hecho, según estos expertos. Aun así, reconocen que también hay vientos favorables para que continúen avanzando.

9. Aún persiste la confianza en Europa: Credit Suisse explica que, mientras que muchos de los inversores con los que han hablado parecen cada vez más preocupados por la renta variable de la zona del euro, todavía no ha habido señales de "una clara capitulación", como se refleja en el fondo los flujos, el impulso de los precios y el posicionamiento del euro.