Noticias

12/08/2019 08:38:40

El BCE enfría la presión a BBVA por el caso Villarejo, que se reactivará en un mes

El Banco Central Europeo (BCE) no está ejerciendo una fuerte presión sobre BBVA a pesar de su reciente imputación en la novena pieza del caso Tándem, que investiga la relación de la entidad con el excomisario de Policía José Manuel Villarejo, según apuntan fuentes del sector. Tras exigir públicamente celeridad a la entidad, el supervisor ha rebajado el tono de sus declaraciones en relación con el proceso judicial que trae de cabeza a BBVA, que ha quedado en suspenso durante el mes de agosto después de vivir un julio frenético con imputaciones, declaraciones y la presentación de los resultados del banco, a la que tuvo que enfrentarse Onur Genç, el consejero delegado. La clave del caso, tanto de cara a futuras imputaciones como para que el supervisor pondere sus movimientos, se encuentra en el levantamiento del secreto de sumario que, según fuentes jurídicas, tendrá lugar en septiembre.


Desde la autoridad monetaria se han referido en varias ocasiones a este tema desde que el juez Manuel García Castellón, responsable también de la imputación del millonario Mijaíl Fridman por la quiebra de Zed Worldwide, decidió abrir una pieza separada en el caso Tándem, por el que Villarejo se encuentra en prisión preventiva desde finales de 2017.

Su vicepresidente, el exministro de Economía Luis de Guindos, pidió “rapidez” a la entidad en su investigación interna sobre las contrataciones a Villarejo, que BBVA puso en marcha en mayo de 2018 y que derivó en una auditoría forensic, al tiempo que le recordó que "la reputación es el principal activo de una entidad de crédito". Más tarde le recordó que “el tiempo es clave”.

Sin embargo, las últimas veces que ha hecho referencia al tema se ha limitado a señalar que el caso está judicializado y es necesario esperar a la decisión de los jueces.

El BCE, según explican fuentes del sector, está haciendo a la entidad el seguimiento habitual en bancos de su tamaño y no se verá obligado a actuar hasta que no tengan lugar hipotéticas imputaciones de miembros del consejo de administración y, particularmente, del presidente.

De los quince miembros actuales del consejo de administración, once lo son desde antes de 2017, cuando el banco suspendió la contratación a Grupo Cenyt que se había iniciado trece años antes.

En el hipotético caso de que el máximo responsable del banco, Carlos Torres, se viera finalmente imputado y el consejo de administración de la entidad decidiera apartarle de la presidencia, existe un plan de sucesión que debe contar con el visto bueno del BCE, recuerdan estas fuentes.

La gestión de este caso marcará la trayectoria de Torres como presidente. Por el momento, el presidente de BBVA no se ha desmarcado de Francisco González, a quien medios y extrabajadores apuntan como responsable de las contrataciones, pero que por el momento no ha recibido imputación alguna.

EN SEPTIEMBRE SE LEVANTARÁ EL SECRETO DE SUMARIO

En todo caso, por el momento no se van a conocer nuevas imputaciones, dado que agosto es un mes considerado inhábil en la Justicia española. Por ello, García Castellón procederá a reactivar el caso una vez pasado el verano.

Lo más seguro es que será ya en septiembre cuando se produzca el levantamiento del secreto de sumario, según apuntan fuentes jurídicas. Tanto las acusaciones como las defensas esperan con ganas esta fase del caso para poder conocer en qué se ha basado el juez para poner la condición de investigado a determinadas personas relacionadas con el banco y no a otras.