Noticias

08/08/2019 13:03:22

BBVA pone a uno de sus cargos intermedios al frente de Castellana Norte

BBVA ya tiene sustituto para Antonio Béjar al frente de Distrito Castellana Norte (DCN), la empresa encargada de ejecutar el proyecto de la Operación Chamartín. Álvaro Aresti, que hasta mayo de este año ocupaba el cargo de responsable de Global Client Coverage en el área de banca mayorista de la entidad, se pondrá a los mandos de la compañía a partir de ahora.


Aresti ocupa así el cargo que dejó vacante Béjar después de que el banco le destituyera tras la petición de la Fiscalía de imponerle libertad bajo fianza de 500.000 euros. El pasado 26 de julio, Béjar acudió a declarar ante el juez del caso Villarejo (caso Tándem) por segunda vez, en esta ocasión para aclara la presunta destrucción el pasado junio de documentación relacionada con la causa que sacó a la luz el diario El País. Tras su declaración la Fiscalía solicitó prisión bajo fianza para él, pero retiró esta petición al lunes siguiente, después de que Béjar declarara de nuevo.

Béjar, uno de las ocho personas relacionadas con el caso imputadas por el magistrado Manuel García Castellón, era directivo de BBVA antes de que el banco lo colocara al frente de DCN, participada por la entidad y por la constructora San José. Tras su destitución, su contrato con el banco se reactiva y, por el momento, BBVA no ha decidido dónde lo ubicará.

El ya expresidente de DCN es el único de los ocho imputados que han sido llamados a declarar que habló delante del juez, desmarcándose así de la estrategia del resto de esperar a que se levante el secreto de sumario para poder articular una defensa. Por el momento, hay nueve directivos, exdirectivos o personas relacionadas con el excomisario de Policía José Manuel Villarejo imputadas en esta causa, además de la propia entidad, que adquirió esta condición hace algo más de una semana.

UN HOMBRE DE LA CASA

Aresti ha trabajado en BBVA durante más de tres décadas. Su último cargo, que ostentó hasta mayo de este año, fue el de responsable de Global Client Coverage en el área de banca mayorista de la entidad (Corporate and Investment Banking). Previamente ha ocupado diversos cargos, todos dentro de ese departamento. Con anterioridad, al principio de su carrera, fue empleado del despacho de abogados González Bueno.

El nuevo presidente de DCN deberá hacerse cargo de la responsabilidad de poner en marcha la Operación Chamartín, que fue aprobada recientemente en el Ayuntamiento de Madrid tras más de 25 años de desarrollo del proyecto, que ha conocido varias legislaturas, todas del PP, con la excepción de la liderada por Manuela Carmena (Ahora Madrid), que dejó el acuerdo cerrado.